costilla1

El intendente Julio Zamora y la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, recorrieron los trabajos de construcción de las primeras 18 casas en el barrio La Costilla de Rincón de Milberg, que se llevan adelante a través del Instituto de la Vivienda y Tierras Sociales.

«Estamos en la etapa final de la construcción de las primeras 18 casas para los vecinos del barrio La Costilla, cuyas viviendas están en muy malas condiciones. El Municipio se hace presente, a través del Instituto de la Vivienda, con fondos municipales, instalando los servicios esenciales como gas, agua, cloacas e iluminación», remarcó el jefe comunal.
 
Las viviendas estarán conformadas por 4, 3 y 2 dormitorios y se construirán sobre terrenos rellenados para evitar las frecuentes inundaciones. Además, se realizarán obras de infraestructura en la zona para dotarla de los servicios de gas, agua corriente, cloacas, alumbrado público, veredas perimetrales y cercos divisorios.

Por su parte, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, expresó: «Después de que el convenio con el Plan Federal se cayera, decidimos desde el Municipio continuar con esta obra porque los vecinos estaban muy ilusionados y esperanzados. Una parte de este barrio vivía en muy malas condiciones y había casos de complicaciones de salud que necesitaban una respuesta urgente».
  
«Aún faltan entre 50 y 60 viviendas, pero estas primeras 18 empiezan a mostrar que esto puede ser una realidad. Hemos gastado 11 millones en estas casas y pensábamos en los planes sociales que cobra esta gente y lo difícil que es acceder a una. Por eso, les damos este empujón. Hay familias que tienen 10, 12 y hasta 15 chicos y tener una vivienda digna les permite mantenerlos seguros o, si viene el agua, que no los alcance y, de esa manera, poder poner toda su energía en salir adelante con trabajo», finalizó Galmarini.

En paralelo a las mencionadas obras, se trabaja además en la construcción de una plazoleta, en las calles Pampa, Reconquista y Quinteros, donde estará el complejo habitacional, con veredas, arenero con juegos para niños, sector de descanso con mesas, iluminación, cestos de basura, bancos de hormigón y cancha de fútbol.