Según confirmaron desde la Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires (ADA), la coloración roja que se registró horas atrás en varios ríos locales, como el Tigre y el Reconquista, estuvo causada por “un vuelco clandestino”, que pudo haber sido industrial o naval.

Producto de los análisis preliminares, desde el organismo provincial descartaron que esta situación anormal en las aguas haya sido provocada por la floración de algas rojas, como se evaluó en un primer momento.

Ayer, desde el Municipio habían alertado sobre las aguas teñidas de rojo y pedido a la Provincia que se lleven adelante los estudios correspondientes para conocer las causas. A través de un comunicado, habían advertido: “Se recomienda no exponerse al contacto de las mismas y aguardar a que las autoridades exhiban las medidas de acción, una vez que se realicen los análisis fisicoquímicos”.

Cabe destacar que todavía se desconocen los responsables de este hecho y sus consecuencias sobre el ambiente.