La Confederación General del Trabajo (CGT) anticipó esta mañana que pedirá un piso de 15 mil en la mesa del Consejo del Salario que se llevará a cabo el próximo 27 de junio. Por otra parte, la central sindical también analiza la posibilidad de realizar, luego de las PASO de agosto próximo, movilizaciones en contra de los aumentos de precios que afectan a los trabajadores.

Uno de los integrantes del triunvirato que conduce la organización, Juan Carlos Schmid, explicó: “Si las mediciones propias que tiene la CGT establecen que la canasta básica es de 15 mil pesos, no podemos pedir menos que eso. Es una línea de referencia, después habrá que discutir”.

El mínimo actual se fijó en mayo del año pasado con la siguiente evolución: el primero de junio se actualizó de 6.060 a 6.810 pesos, en septiembre pasó a 7.560 pesos y en enero de este año se ubicó en 8.060 pesos. Si ese monto se actualizara con un 20%, el Salario Mínimo Vital y Móvil se elevaría solo a 9.672 pesos.

A su vez, otro de los secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña, se manifestó “de acuerdo con hacer una movilización contra el aumento de precios” luego de las elecciones primarias. Además, explicó que la cúpula de la central se reunirá en los próximos días para “tomar determinaciones sobre la situación actual, que es la misma: mientras los sueldos van por la escalera, los precios van por el ascensor”.

En ese sentido, el triunviro agregó: “Lo peor es que quienes gobiernan no ven esta situación. Buscan excusas para ver a quién pueden culparle algo para hablar de otras cosas y no de esto”. En consecuencia, Acuña se mostró “de acuerdo con hacer una medida” que “podría ser una movilización en contra de los precios que atacan el bolsillo de los trabajadores”.