En el marco de la multitudinaria movilización de trabajadores al centro porteño, la CGT ratificó esta tarde su amenaza de concretar un paro nacional de 24 horas a fines de marzo o principios de abril si el gobierno de Mauricio Macri no cambia el rumbo económico. Pero esa nueva dilación para poner una fecha para la medida de fuerza, generó malestar en algunos de los sectores presentes, que provocaron algunos incidentes menores.

Miles de manifestantes confluyeron pasado el mediodía en el cruce de Diagonal Sur y Moreno, en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, frente al Ministerio de Producción, para reclamar el cese de los despidos y modificaciones en el plan económico.

Las columnas de distintos sindicatos alineados con la CGT y con las dos CTA, así como de partidos políticos y organizaciones sociales, coparon el centro porteño provocando inconvenientes en el tránsito durante toda la jornada.

El acto comenzó a las 15, una hora antes de lo pautado. Allí, los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, dieron encendidos discursos amenazando con un paro general para fines de marzo o principios de abril.

La desconcentración del acto se produjo en medio de golpes, empujones y corridas y ante el enérgico reclamo de muchos de los presentes para que la conducción de la central obrera fije la fecha de la huelga.

El primer orador fue Acuña, quien advirtió que la central «no va a permitir» que el gobierno ponga «techo o piso» a las paritarias, al abrir el acto central de la movilización al Ministerio de Producción, mientras trabajadores reclamaban a viva voz un «paro general».

«Con el diálogo solo no hacemos nada, queremos respuestas», enfatizó Acuña desde el palco.

A su turno, Schmid anunció: «No estamos aquí para dilatar nuestra protesta. No vinimos únicamente a hacer un diagnóstico, sino que venimos a anunciar que va a haber una medida de fuerza en la Argentina hacia el final de este mes».

Ante una multitud, el gremialista denunció: «El gobierno ve un retrato social y económico que la mayoría de los que estamos acá no ve». Y agregó: «Hace meses que hablan de la aparición de brotes verdes pero hasta que esos brotes se conviertan en rama los problemas los sufren los trabajadores».

«Cambiemos ha manifestado que su objetivo es llegar a la pobreza cero pero también afirma que para ello vamos a tardar 20 años. En cambio ha sido muy veloz para resolver la demanda de los grupos económicos. Es por eso que vamos a ir a una medida de fuerza, porque hay una velocidad para los poderosos y otra para los débiles y por eso se agranda la brecha», apuntó el dirigente.

Por último, Daer subrayó: «La fecha ya está puesta, si el gobierno no rectifica sus medidas, los primeros días de abril habrá un paro de 24 horas». Y pidió que la próxima medida de fuerza sea acompañada «por todos los sectores de la sociedad».