La CGT le advirtió hoy al gobierno que rechaza el proyecto de ley de reforma laboral, tal como está redactado, porque “se pierden derechos”, aunque aceptó conformar mesas técnicas para continuar negociando la iniciativa.

Así fue anunciado en una reunión que mantuvieron los dirigentes de la conducción de la central sindical con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en la sede de la cartera laboral.

“No aceptamos la ley tal cual está, tenemos que seguir debatiendo porque así como se redactó se pierden derechos”, sostuvo Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato, al retirarse del encuentro.

La primera cita de las mesas técnicas conformadas por sindicalistas y funcionarios, junto a los integrantes de sus equipos, para seguir revisando el borrador del proyecto fue convocada para el próximo lunes.

De la reunión de esta tarde, que duró menos poco más de una hora, participaron por la CGT los triunviros Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, además de Andrés Rodríguez, Armando Cavalieri, Omar Maturano, Rodolfo Daer y Francisco Guitérrez.

Por su parte, Triaca estuvo acompañado por el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y los referentes del PRO en la Cámara de Senadores y en la de Diputados, Federico Pinedo y Nicolás Massot, respectivamente.

En ese marco, Daer señaló que plantearon “quejas”, debido a que venían conversando “algunas cuestiones (blanqueo laboral y capacitación) y en la reforma apareció el tema de la Ley de Contrato de Trabajo”.

“Algunas cosas son inclaudicables, cambiar la filosofía tutorial de la ley laboral es impensable, lo que está en juego son los derechos de los trabajadores”, manifestó el dirigente sobre el proyecto que en uno de sus puntos busca igualar el estatus del empleado con el del empleador. Sobre el mismo punto, Schmid agregó: “La relación capital – trabajo entendemos que es una relación asimétrica y eso lo queremos mantener”.

En tanto, Daer evitó adelantar si considera que se va a llegar a un entendimiento si finalmente el gobierno acepta los cambios al proyecto que propondrá la CGT: “No tenemos apuro de llegar mañana a un consenso o no, esto cambia mucho la vida de la gente así que hay que ser cautos con los acuerdos a los que se lleguen o no”.

“El blanqueo y la capacitación permanente son cuestiones que ya están acordadas, pero los cambios de la Ley de Contrato de Trabajo encendieron las luces rojas, por lo que vamos a empezar a discutir la semana que viene”, explicó Schmid, quien entre los puntos de la iniciativa oficial que resiste la central mencionó “las indemnizaciones, el banco de horas extras y las tercerizaciones”.

A su turno, Rodríguez señaló sobre el proyecto: “No pedimos marcha atrás, sino un método de trabajo con el tiempo suficiente para analizar punto por punto y vamos a arrancar el lunes con el capítulo del blanqueo laboral que ya veníamos trabajando”.

Sobre los aspectos de la iniciativa que más recelo generan a la CGT, el líder de UPCN indicó: “Rechazamos algunos puntos, pero es un borrador y se nos dijo que algunas cosas pueden ser cambiadas en el marco de la negociación; esto recién empieza”.

En tanto, Daer no coincidió con la postura de las dos CTA acerca de que el proyecto del gobierno de Mauricio Macri es similar a las reformas laborales implementadas en Brasil y Francia: “Esta no es la reforma brasileña, acá queda en pie la negociación colectiva, es muy diferente”.

Además de la primera reunión técnica con el gobierno del próximo lunes, la CGT tendrá el jueves una reunión de Consejo Directivo en la que repasará puertas adentro todo lo relacionado con la reforma laboral.