La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) relevó comercios del polo gastronómico de la localidad de Ingeniero Maschwitz, en el partido de Escobar, donde detectó que el 36% de los locales presentaba irregularidades en su facturación y que el 28% de los trabajadores no estaba debidamente registrado.

El operativo fue llevado a cabo por funcionarios de la Dirección General Impositiva (DGI) y la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social (DGRSS) y abarcó a 86 comercios, de los cuales 31 presentaron irregularidades.

Sobre los comercios en infracción, 23 podrían ser clausurados por no emitir tickets o facturas y ocho podrían recibir multas por incumplimientos formales.

Las clausuras se pueden extender desde los tres a los diez días, mientras que las multas pueden variar entre 300 a 30 mil pesos.

El operativo incluyó la participación de «agentes fedatarios», que son los que actúan como clientes para constatar el cumplimiento de la obligación de emitir y entregar facturas por parte de los vendedores.

En lo relativo al control de las normas de la Seguridad Social, se visitaron 21 comercios y relevaron a 67 empleados, de los cuales el 28% presentó irregularidades en su registración.