El viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, aseveró esta mañana que al gobierno le preocupa que haya «una sensación de pospandemia» y advirtió que el coronavirus «no terminó».

En declaraciones formuladas a Radio Provincia, el funcionario señaló: «Para llegar en mejores condiciones al invierno que viene, tendríamos que tener un porcentajes de la población vacunada y estar sin casos o con menos casos». Y agregó que, hoy, se está «lejos» de esa situación.

«La vacuna Sputnik V podría estar llegando para finales de diciembre o principios de enero», señaló el viceministro y añadió que desde el Poder Ejecutivo se trabaja para aplicar las dosis primero a las personas mayores de 60 años, a las de entre 18 y 59 con factores de riesgo y a los trabajadores esenciales, de seguridad y de educación.

Kreplak sostuvo que se buscará vacunar a esos 6 millones de bonaerense entre enero y marzo «antes de lo que podría llegar a ser una segunda ola» de contagios como la que se registra actualmente en Europa.

«La idea es no hacerlo en los centros de salud para que esos lugares sigan trabajando», especificó el funcionario y apuntó que se impulsará un «sistema de turnos» y se prepararán centros especiales para vacunar y garantizar las cadenas de frío.

«Para que podamos tener temporada de verano, tienen que bajar los casos. Para el invierno que viene vamos a haber vacunado a 6 de 17 millones de habitantes que tiene la Provincia, por lo que quedarán 11 millones sin vacunar», planteó.

Además, el viceministro analizó que se trata de mucha gente, por lo que «no alcanza sólo con la vacuna» para prevenir rebrotes, sino que se debe «tener un trabajo de cuidado y distanciamiento desde ahora».

«Preocupa que haya una sensación de pospandemia cuando el coronavirus no terminó. No pensemos que esto pasó, hay que seguir cuidándose mucho», concluyó Kreplak.