Ante senadores y diputados provinciales, el gobernador Axel Kicillof inauguró el 148° período de sesiones ordinarias. Durante su discurso, el mandatario aseveró: «La propuesta que tengo para esta Legislatura es empezar a reparar el estado de abandono, a recuperar lo que se ha perdido, y trabajar inmediatamente para revertir esta situación que no la merecen las y los bonaerenses».

«Podemos decir que en estos 82 días de gestión estamos poniendo en marcha a la provincia de Buenos Aires», continuó y agregó: «Hay un problema que es objetivo, que no tiene soluciones mágicas, pero que hay que empezar a resolverlo. A eso los voy a invitar durante todo este mandato, a resolver los problemas de la Provincia, a no esquivar el bulto».

«Las decisiones que se toman desde el gobierno y que se toman desde la Legislatura de la provincia de Buenos Aires tienen resultados. Si sabemos apuntar bien, si sabemos a dónde poner los recursos, si sabemos a quién queremos favorecer, vamos a dar vuelta esta crisis, vamos a poner de pie a la Provincia», enfatizó Kicillof.

El mensaje del gobernador tuvo como ejes centrales la educación, la salud y la recuperación del tejido productivo, especialmente de las pymes. En ese sentido, subrayó que estas áreas necesitan programas de reconstrucción y mejora a mediano y largo plazo. «Voy a seguir defendiendo al 99% de las y los bonaerenses que son los que están con dificultades, las medidas que tomemos van a privilegiar siempre a los que menos tienen», resaltó.

«No hay peor cosa que un programa neoliberal, desde la Provincia decimos fuertemente nunca más al neoliberalismo. La Provincia es su víctima preferencial porque es el corazón productivo, requiere todos esos instrumentos que se dejaron de lado y quedó dañada por las políticas que se aplicaron», subrayó Kicillof.

En esa línea, puntualizó: «Si nosotros creamos poder de compra, le mejoramos la vida a la gente, le permitimos vivir, va a consumir, va a comprar, y eso va a generar demanda, producción y trabajo. La política de inclusión social es la mejor política de industrialización y de producción». Además, destacó que «la provincia de Buenos Aires solo se levantará con sus pequeñas y medianas empresas productivas de servicio, de turismo, y comercios». En ese sentido, enfatizó: «Para levantar la Provincia de Buenos Aires, para ponerla en marcha, vamos a ayudar a las pymes con ‘arriBA Pymes'».

Asimismo, el mandatario se refirió al endeudamiento: «El problema es que hoy tenemos una deuda insostenible en la Provincia y en la Nación y hay que buscarle una solución que no ponga en cuestión las condiciones de vida de las y los bonaerenses, que no ponga en riesgo el aparato productivo».

También hizo mención a la producción petrolera en territorio provincial: «El petróleo crudo se produce en 10 provincias de la Argentina, pero el 80% del petróleo se destila en Buenos Aires y se exporta por sus puertos, es necesario encontrar su papel. Buenos Aires es socia del desarrollo de Vaca Muerta».

Finalmente, el gobernador se refirió al Bicentenario provincial: «Creo que de la historia tenemos que aprender, no la podemos olvidar, la tenemos que recuperar». Y agregó: «Este año tenemos que recuperar el orgullo de ser bonaerenses, volver a poner a la Provincia en ese lugar».

«La Provincia de Buenos Aires no solo es viable, sino que es potente, poderosa y grandiosa; y no la van a dividir ni achicar», concluyó su exposición ante la Asamblea Legislativa el mandatario, acompañado por la vicegobernadora Verónica Magario y el presidente de la Honorable Cámara de Diputados, Federico Otermín.

También estuvieron presentes en el recinto miembros del gabinete nacional, diputados y senadores nacionales por la provincia de Buenos Aires e intendentes.