El gobernador Axel Kicillof visitó esta mañana el Partido de La Costa, donde recorrió el avance de las obras que transformarán a las rutas 11 y 56 en autovías. Más tarde, mantuvo reuniones con intendentes de la zona balnearia, en la antesala de la temporada turística de verano.

«La reactivación de las obras sobre estas dos rutas centrales de la provincia de Buenos Aires no solo llevará tranquilidad a quienes veranean, sino que también potenciarán la producción y el trabajo de los y las bonaerenses que viven en la zona todo el año», aseguró el mandatario desde el acceso a la localidad de Costa del Este.

Allí, el gobernador estuvo acompañado por el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone; su par de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; el administrador de la Dirección Nacional de Vialidad, Gustavo Arrieta; el intendente local, Cristian Cardozo; y el diputado provincial Juan Pablo de Jesús.

«Aquí nos habíamos encontrado con una historia que se repite: obras paralizadas y deudas pendientes», sostuvo Kicillof y expresó «la satisfacción enorme de ver que los obradores que habían sido abandonados en agosto del año pasado volvieron a poblarse». «Esto es fruto de la voluntad y el esfuerzo conjunto entre el gobierno nacional, la Provincia y los 135 intendentes e intendentas», subrayó el mandatario.

«Mientras hacíamos lo urgente, como sostener las cuentas públicas de los municipios y distribuir respiradores e insumos para que ningún bonaerense se quedara sin la atención médica necesaria, nos dedicábamos también a lo importante: a pensar en el largo plazo y en lo que venía después de la pandemia», afirmó el gobernador y agregó: «Estas obras están inmersas en una visión estratégica dentro de un plan a cinco años que nos permitirá mejorar la calidad de vida de los y las bonaerenses».

Las obras se realizan sobre 158 kilómetros y se dividen en tres tramos que presentan un avance promedio del 80%, gracias a una inversión de 4,74 mil millones de pesos. Con el objeto de brindar mayor seguridad vial en el corredor balneario, las tareas se retomaron en septiembre de este año luego de que fueran suspendidas en agosto de 2019 por falta de pago.

En los 62 kilómetros que pertenecen a la Ruta 56 y que unen a General Conesa con General Madariaga, los trabajos consisten en la construcción de una segunda calzada paralela a la existente, con banquinas y retornos cada 4 kilómetros. Por su parte, las tareas sobre la Ruta 11 se desprenden en dos tramos: las conexiones General Conesa – San Clemente, donde se mejor la vía principal, y San Clemente – Mar de Ajó, donde se desarrolla una segunda calzada y realizan mejoramiento en los accesos a las ciudades costeras.

Más tarde, Kicillof se trasladó hacia un parador de la localidad de San Bernardo, donde se reunió con personas que recorrerán los espacios recreativos durante la temporada para promover los protocolos de cuidado, en el marco de la pandemia.

Además, el gobernador mantuvo una reunión de trabajo con intendentes de los municipios que recibirán turistas a partir de mañana.

«Trabajamos para que estas sean vacaciones protegidas, en las que se cuide a quienes veranean y a quienes viven aquí», sostuvo el mandatario y concluyó: «Cuando abordamos el armado de protocolos, lo que buscamos es tener la mejor temporada posible y asegurarles a quienes vengan a descansar que van a contar con un Estado presente».

Estuvieron presentes en el encuentro los jefes comunales de Tordillo, Héctor Olivera; General Lavalle, José Rodríguez Ponte; General Madariaga, Carlos Santoro; y Villa Gesell, Gustavo Barrera.