El gobernador Axel Kicillof aseveró que «militar contra las vacunas es algo muy miserable» y reafirmó que el 17 de febrero se iniciará la revinculación de los chicos «que tuvieron dificultades» con la continuidad educativa el año pasado, mientras que el 1º de marzo comenzará el ciclo lectivo presencial «con muchas modificaciones» en el actual contexto de pandemia.

En una entrevista con Página/12 publicada hoy, el mandatario apuntó contra los funcionarios porteños que aún no se aplicaron la inmunización contra el coronavirus, al considerar que «los que cumplen funciones deberían vacunarse urgentemente».

«Si la autoridad sanitaria no estuviera a favor de las aprobaciones de la vacuna, no la estaría aplicando a su personal de salud, porque esa es su decisión. Cuando hicimos la reunión con el Presidente quedó claro que en las 24 jurisdicciones se están aplicando las dosis que llegan», afirmó el gobernador.

Además, Kicillof sostuvo: «Puede haber un doble discurso, pero en los hechos la ciudad de Buenos Aires está aplicando la vacuna. Poco después de la llegada de la vacuna, el jefe de gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) se contagió. Yo ya me había vacunado a esa altura, y el test previo a la segunda dosis mostró que mi cuerpo generó defensas contra el coronavirus». 

«Creo que los que cumplen funciones importantes deberían vacunarse urgentemente», enfatizó el mandatario bonaerense.

Por otra parte, de cara al inicio del ciclo lectivo 2021, Kicillof precisó: «El 17 de febrero vamos a comenzar con la revinculación con chicos y chicas que tuvieron más dificultad en la continuidad. Empezamos solo con ese grupo que más sufrió en la pandemia. A partir del 1° de marzo, con una presencialidad con muchas modificaciones». 

«Si en vez de cerrarnos a una discusión sensacionalista, nos ponemos a ver con seriedad qué se hizo en todo el planeta, vemos que hubo regresos intermitentes condicionados a la circulación del virus, a la situación de las escuelas», aseveró el gobernador.

El titular de la administración provincial se mostró a favor de «trabajar con testeos aleatorios para ir siguiendo la situación, pero con protocolos muy estrictos: distanciamiento en las aulas y, por lo tanto, algún esquema de rotación. Si en un aula entraban 30 chicos sin distancia, esa aula ya no va a admitir 30 chicos con distancia, es una cuestión lógica».

Kicillof precisó que «»habrá turnos diferenciados, como ocurre en todo el mundo». Y advirtió: «No es cuestión de ‘sí, volvemos’, o ‘pasanos tus comentarios por Tik Tok para ver cómo volvemos’. Hay que ser serios, responsables, esto está muy estudiado a esta altura en el mundo».

En otro orden, el gobernador también afirmó que «el que ponga en duda las aprobaciones de la Anmat tiene que tirar todos los remedios del botiquín; es una autoridad de excelencia y reconocimiento internacional».

«La libertad de prensa tiene que ser totalmente amplia, pero cuando se discuten cuestiones de salud, y hay vidas en juego, recomendar que no se apliquen una vacuna, que es lo único que tenemos, con el esfuerzo grandísimo que hicimos para que lleguen en tiempo, forma y cantidad, es miserable. Militar contra las vacunas es algo muy miserable», aseveró el mandatario.