Junto a 13 centros de jubilados locales, el intendente Julio Zamora suscribió una acción de amparo contra la ley de reforma previsional. La medida quedó radicada en el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo 1 de San Martín, a cargo del magistrado Oscar Papavero.

“Esta ley representa un golpe al bolsillo de nuestros jubilados. La sociedad viene soportando recetas que han ocasionado tarifazos, alta inflación, recesión y desempleo”, manifestó el jefe comunal y agregó: “Es hora de que haya un cambio en las políticas económicas, que hasta el momento solo han beneficiado a unos pocos. El pueblo no tolera más ajustes”.

La ley sancionada por la Cámara de Diputados el 19 de diciembre pasado perjudica el poder adquisitivo de los actuales y futuros jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, ya que desde marzo los haberes se actualizarán en forma trimestral en base a un sistema combinado entre la variación de la inflación (en un 70%) y del aumento salarial promedio (un 30%).

Ante esta situación, el Municipio junto a los centros de jubilados locales solicitaron a la Justicia Federal la declaración de una medida de no innovar, con el objeto de evitar la entrada en vigencia de la norma.

En el encuentro con los representantes de las agrupaciones de jubilados del distrito, el jefe comunal estuvo acompañado por la secretaria de Gobierno municipal, Patricia D’Angelis.