A través de un comunicado, el Consejo Asesor Permanente Isleño (CAPI), integrado por representantes de distintas organizaciones de la Primera Sección del Delta, expresó su «preocupación» por «la desvinculación de la subsecretaria de Desarrollo Urbano Ambiental» municipal, Débora Villalba.

A partir de su gestión, la funcionaria, arquitecta de profesión, se había ganado confianza de vecinos y ambientalistas, tanto del sector insular como del continente. Tal es así que días atrás, la asamblea vecinal de Dique Luján y Villa La Ñata había destacado su labor en la confección de la reciente ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante destinada a la protección de los últimos humedales de dichas localidades.

Villalba «reúne cualidades y capacidades no solo teóricas y profesionales, sino también humanas al estar abierta al diálogo y a la compresión en torno a nuestras problemáticas, preocupaciones y propuestas. Asimismo, reúne conocimientos de la planificación urbana, la gestión ambiental y el desarrollo territorial sustentable», expresó el CAPI.

«A lo largo de este año ha comprendido y aprendido de la relación del Delta y Tigre continental entendido como una totalidad integrada. Esta perspectiva nos parece fundamental en el Municipio de Tigre», agregó el organismo.

«Por tal motivo, el CAPI ve con suma preocupación dicha desvinculación, ya que ha sido en este último año una funcionaria clave para el funcionamiento de las políticas ambientales para la protección de nuestro Delta», concluyó.