Intendentes del Frente de Todos del Conurbano bonaerense respaldaron hoy las medidas de restricción anunciadas ayer para el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), en el marco de una nueva etapa de la cuarentena por coronavirus, y pidieron “colaboración y comprensión” a los vecinos.

Tras el anuncio del endurecimiento del aislamiento social en el AMBA del 1 al 17 de julio, realizado ayer por el presidente Alberto Fernández junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, los jefes comunales Ariel Sujarchuk (Escobar), Juan José Mussi (Berazategui) y Gustavo Menéndez (Merlo) se manifestaron a favor de la nuevas disposiciones en diálogo con Radio Télam.

«Las medidas tomadas muestran claridad sobre la administración de esta pandemia. Al no haber una vacuna para el coronavirus, lo que solo podemos hacer es administrar los contagios para que el sistema sanitario no colapse», dijo Sujarchuk.

En este marco, el jefe comunal escobarense evaluó: «Necesitamos que todos los ciudadanos del AMBA comprendan que somos como armas biológicas porque podemos tener el virus y contagiar, pero sin tener síntomas».

A su turno, Mussi señaló: «Las restricciones que se adoptaron están ampliamente justificadas por el incremento importante de los casos que tiene que ver con esa apertura que se hizo semanas atrás en la ciudad de Buenos Aires, con las que no estábamos de acuerdo».

«Ahora tenemos las consecuencias y hay que dar un paso atrás, retroceder. Nosotros vamos a actuar en función de equipo con el resto de los municipios porque hay que tener una unidad de concepto», sentenció el mandatario de Berazategui.

Por su parte, Menéndez afirmó: «Vemos a un Presidente muy seguro de lo que está haciendo, con un pedido que es muy difícil de cumplir pero que es absolutamente comprensible porque tiende a evitar el desborde del sistema sanitario en el AMBA donde sería catastrófico».

«Estamos convencidos que la decisión tomada por el aumento de casos de covid-19 es la correcta», agregó el intendente, quien advirtió que «en municipios como Merlo, es imposible cumplir una cuarentena si no existe el acompañamiento ciudadano porque no hay la suficiente cantidad de miembros de fuerzas de seguridad para obligar al cumplimiento efectivo de 700 mil personas».

En esta línea, Menéndez coincidió con el resto de los líderes municipales y aseveró que «se necesita el esfuerzo de los vecinos» para que el aislamiento social más restrictivo se lleve a cabo con el objetivo de bajar los casos de contagio en el AMBA, que ayer superó los 2 mil casos en un solo día.