Durante un encuentro en Villa Gesell, los jefes comunales del llamado Grupo Fénix y el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, llamaron la atención sobre la situación de la obra pública en el territorio provincial, al tiempo que evaluaron la marcha de la temporada de verano en la costa atlántica.

“Todas las obras están paradas. No solo no hay obras nuevas, sino que no se continúan las que están paradas desde hace un año. Todos sabemos de la importancia de la obra pública para la reactivación de la economía y esto no parecen entenderlo. Por más que quieran maquillar la realidad, vemos lo que pasa en ciudades como Villa Gesell”, afirmó Espinoza.

A su vez, el intedente local, Gustavo Barrera, señaló: “Nosotros solo estamos haciendo las obras que estaban pautadas en el presupuesto anterior, porque aún no hemos recibido nada de recursos ni por parte del gobierno provincial ni del gobierno nacional”.

De la reunión, además, formaron parte los mandatarios Verónica Magario (La Matanza), Ariel Sujarchuk (Escobar), Gustavo Menéndez (Merlo) y Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes), y el dirigente Franco Laporta (San Miguel).

Por su parte, Magario destacó que la oposición participó “muchísimo en la construcción de lo que fue la Ley de Presupuesto” y cuestionó el veto de la gobernadora María Eugenia Vidal para, según dijo, “sacarles obras a los municipios”.

“Sacarles obras a los municipios es negarles respuestas a los ciudadanos de la Provincia”, subrayó la jefa cumunal de la populosa La Matanza.

Por su parte, Sujarchuk consideró que “al gobierno provincial ya se le terminó el período de adaptación y de gracia”. Y sostuvo: “Este año se ha dicho mucho y se ha hecho muy poco, y espero que este año se concreten todas las promesas que hicieron tanto la gobernadora (María Eugenia Vidal) como el Presidente (Mauricio Macri)”.

En tanto, Menéndez se pronunció a favor de que “la economía empiece a funcionar” y recordó que “según el gobierno se iba a crecer” en el segundo semestre del año pasado.