Los intendentes Fernando Gray (Esteban Echeverría), Andrés Watson (Florencio Varela) y Mayra Mendoza (Quilmes) coincidieron hoy en señalar no se debería haber flexibilizado la cuarentena en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), debido al aumento de casos positivos de coronavirus en el AMBA.

Gray, quien además es vicepresidente del PJ bonaerense, consideró que el gobierno porteño «debería reformular rápidamente las medidas que ha tomado»; mientras Watson sostuvo que «los números de contagios en la ciudad» producen «horror».

En tanto, Mendoza afirmó que la decisión de la adminstración de la CABA de habilitar comercios en el marco de la nueva fase del aislamiento que comenzó a regir el lunes último es un «acto de irresponsabilidad» y remarcó que «lo que sucede» en la ciudad «tiene consecuencias en el Conurbano».

«Nosotros hemos hecho una cuarentena muy estricta y creemos que hay que mantenerla, pero cuando la ciudad de Buenos Aires flexibiliza el comercio y empieza a haber más tránsito y afluencia de público eso impacta negativamente en nuestro territorio», dijo Gray en declaraciones a Futurock.

En este marco, el jefe comunal de Esteban Echeverría aseveró: «Este impacto va a tener un rebote de casos en el Conurbano, porque las estaciones están llenas de gente, los trenes vinieron repletos de personas, los colectivos que van hacia la CABA están con mucha gente y esto va a repercutir».

«No era momento en flexibilizar la cuarentena en absoluto, porque es el momento en que estamos acercándonos a la curva», opinó Gray y le pidió al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que «reformule rápidamente las medidas que ha tomado».

En la misma línea, el mandatario de Florencio Varela expresó que «ve con mucha preocupación» el aumento de casos en la CABA» y consideró que el gobierno porteño «debería haber tenido una postura más restrictiva».

«La Ciudad se apuró en abrir, y algo que no es menor es que hay mucho movimiento desde el Conurbano», dijo Watson, quien dio a conocer que el contagio que se registró ayer en Florencio Varela «es de una persona que trabaja en la ciudad de Buenos Aires».

«Mirás los números de contagios en ese distrito y te horrorizas. ¿Cómo van a abrir los negocios? ¿Por presión? Presiones tenemos todos», afirmó Watson, para quien «hay que ir liberando paulatinamente la actividad con responsabilidad y raciocinio».

Finalmente, la intendenta de Quilmes se sumó a los cuestionamientos. «Es un acto de irresponsabilidad por parte de la ciudad de Buenos Aires la de habilitar comercios», planteó Mendoza, quien consideró que «lo que sucede allí tiene consecuencias en el Conurbano».

En diálogo con El Destape Radio, la jefa comunal sostuvo que ve la flexibilización de la cuarentena en la CABA «como un problema y con gran preocupación». «Los trabajadores de esos comercios viven en el Conurbano e inevitablemente van a tener que tomar un transporte público, y eso nos va a generar una propagación del virus», sostuvo.

«Estamos terminando los hospitales para poder atender y tenemos que lograr controlar esa curva y no tener picos que nos generen muertes evitables», aseveró Mendoza.