Independiente desperdició la chance de llegar a la punta del torneo de fútbol de Primera División, tras empatar anoche ante Tigre, por 1 a 1, en el Estadio Libertadores de América, en un partido por la cuarta fecha.

El delantero Carlos Luna (17 minutos del PT) puso en ventaja al conjunto visitante, en tanto que el zaguero central Víctor Cuesta, de penal (47 minutos del PT), igualó para el equipo de Avellaneda.

Independiente, con el empate, llegó a 8 puntos (sobre 12 posibles), dos menos que el líder Newell’s Old Boys de Rosario; mientras que Tigre, que aún no ganó en el certamen, alcanzó las 2 unidades.

Los primeros 45 minutos fueron entretenidos, con dos equipos decididos a buscar el gol, y con muchas llegadas en ambos arcos.

Tigre sorprendió a Independiente con el doble cinco compuesto por Lucas Menossi y Gaspar Iñíguez y, además, con otra línea de tres volantes adelante, con Sebastián Rincón por la derecha y Lucas Janson por la izquierda, que fueron clave para evitar las proyecciones de los laterales rivales y a la vez lastimar por ambas bandas, y con Luna como único punta.

Y así llegó al gol: a los 17 minutos el colombiano Rincón se escapó por la derecha y tras exigir una muy buena respuesta de Martín Campaña, tomó el rebote y le envió un centro a Luna, quien sacó un remate medio defectuoso que se convirtió en el 1 a 0.

Independiente nunca le encontró la vuelta al 4-2-3-1 que dispuso Pedro Troglio, más allá de un par de chances que generó: un disparo en contra de Mariano Echeverría que dio en el palo derecho (19 minutos), otro de Emiliano Rigoni (20 minutos) y uno más de Cristian Rodríguez (28 minutos).

El equipo de Gabriel Millito, que apostó a un 4-1-4-1, con Julián Vitale solo en la contención, Maximiliano Meza por la derecha, Ezequiel Barcos y el ‘Cebolla’ Rodríguez por el centro y Rigoni por la izquierda, y con Diego Vera como única referencia en el área, tuvo la pelota, pero no encontró espacios en ataque y careció de fútbol, más allá de tener varios jugadores de buen pie en la cancha.

Es más, Tigre pudo definirlo, a los 40 minutos, con un remate de Diego Morales, pero el enganche falló en la definición.

Entonces apareció en el partido el árbitro Cristian Espinoza, quien no expulsó a Martín Galmarini y Luna, ambos del equipo visitante, y compensó esos errores con el penal que le concedió a Independiente (una falta inexistente de Ibáñez a Meza), que Cuesta transformó en el 1 a 1.

El segundo tiempo siguió en la tónica del primero, con Independiente protagonista, aunque con poca imaginación en ataque, y con Tigre contragolpeador, con mucha velocidad por las bandas, pero con falta de contundencia en el área rival.

Sin embargo, con el transcurrir de los minutos, el conjunto de «Gabi» Milito arrinconó a su rival, contó con un par de llegadas, un cabezazo de Vera (24 minutos) y un remate de Juan Sánchez Miño (30 minutos), más otras aproximaciones, aunque no concretó ninguna.

Y hasta pudo perderlo en un par de contraataques de Tigre, que no supieron capitalizar Ramón Mierez ni «Cachete» Morales.

Así, entre las ganas de uno, Independiente, y las contras del otro, Tigre, se esfumaron los últimos minutos y el resultado no se modificó, aunque sobre la hora lo tuvieron Jorge Ortíz y Meza para el equipo de Milito.