Un motociclista que circulaba por Avenida Cazón frenó en el semáforo ubicado en la esquina de Castelli y fue embestido por detrás por otro motociclista que no advirtió la maniobra. Lo curioso de esta situación es que los dos conductores son hermanos.
El golpe fue violento. El motociclista que se encontraba detenido quedó tendido en el piso. Quién lo chocó cayó unos metros adelante y cuando se quiso reincorporar notó que había sufrido una fractura expuesta de tibia y peroné en su pierna izquierda (en la imagen se puede apreciar cuando intenta pararse y vuelve a caer).
Su hermano reaccionó rápidamente e intentó socorrerlo. La ambulancia del SET, el móvil de seguridad del COT y la unidad de Bomberos llegaron rápidamente para asistir al herido, gracias al alerta emitida por un operador de las cámaras instaladas en la vía pública.