Se inauguró la nueva Estación Don Torcuato del Ferrocarril Belgrano Norte, en un acto que contó con la participación del intendente Julio Zamora; el ministro de Transporte nacional, Mario Meoni; y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Las autoridades recorrieron las instalaciones remodeladas a partir de una inversión de 71 millones de pesos. En el espacio se introdujeron mejoras en materia de infraestructura y seguridad, con el objetivo de favorecer a los más de 6.500 pasajeros diarios.

«Hoy es un día muy especial para la comunidad de Don Torcuato. Estamos agradecidos al ministro Meoni y al presidente Alberto Fernández, quien lleva adelante este proceso de transformación de la Argentina a pesar de la crisis pandémica que estamos viviendo; ese es el gran valor que tiene esta obra que va a disfrutar la comunidad de Tigre», destacó el jefe comunal.

«En plena crisis sanitaria, tenemos un gobierno nacional que le pone el pecho, que sigue invirtiendo. A pesar de los vaivenes económicos que hemos tenido, hay un Estado presente y, cuando eso ocurre, la vida de la gente tiene mejores soluciones; cuando está ausente, pasa lo que pasó los últimos cuatro años de fracaso en la Argentina. Años de una actitud abandónica que comenzó con mucho marketing anunciando reformas en ferrocarriles, con obras que no avanzaban y que tuvo a los vecinos reclamando una mejor calidad de servicio», agregó Zamora durante su discurso.

Por su parte, Meoni afirmó: «Pretendemos que haya seguridad e integración para todas las personas en todo el circuito de trenes y también en su vínculo con el entorno. Es importante la idea que plantea el intendente Zamora de desarrollar la actividad comercial alrededor de la estación, el lugar más importante para cada localidad. Hoy volvemos a recuperar el rol central de las estaciones, para que la comunidad pueda tener un desarrollo efectivo y en condiciones. Y lo hacemos a través de una fuerte inversión para tener una mejor calidad de vida en relación al transporte».

En tanto, Massa sostuvo: «Esta obra que se hizo en seis meses estuvo parada tres años. Eso habla de un Estado que dejó de invertir y generar empleo, que premiaba la especulación financiera y castigaba la producción, el trabajo y la inversión pública. Tenemos el desafío de llamar a los argentinos a salir adelante y volver a la esperanza».

«La gente tiene emociones encontradas producto de la pandemia; hay que transmitirles a todos ellos la tranquilidad de que estamos construyendo el camino de salida a la nueva normalidad en lo económico, político e institucional, buscando un acuerdo entre todos los argentinos. Se trata de que construyamos en unidad para que la Argentina pueda volver a ponerse de pie», añadió el exintendente de Tigre.

La obra -que se encontraba paralizada y fue reactivada este año- consistió en la reconstrucción de los andenes y las plataformas para que queden a la altura de las formaciones, que fueron adaptadas para instalar puertas eléctricas y eliminar las antiguas, con escaleras. Además, incluyó la integración de la estación con el centro comercial aledaño.

Entre los trabajos de remodelación, también se adecuaron las pasarelas y los caminos para personas con movilidad reducida y construyeron refugios techados. También se instalaron boleterías y módulos para la carga de la tarjeta SUBE y sanitarios.

En el predio que rodea a la parada ferroviaria se arreglaron veredas y senderos peatonales. Además, se sumaron luces LED, un tótem de seguridad conectado con el 911, bancos de cemento y cestos de basura.

Por último, artistas plásticos locales intervinieron un paredón con imágenes alusivas al deporte y la ciudad, como el futbolista Juan Román Riquelme y el escudo del Hindú Club.

Participaron de la inauguración la presidenta de AySA, Malena Galmarini; autoridades nacionales; el secretario general de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia; el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano; concejales y funcionarios municipales.