Compartir en:

Ante más de 10 mil vecinos, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, inauguró el nuevo paseo costero del Paraná de las Palmas, que fue puesto en valor de manera integral con fondos municipales.

Este proyecto, tendiente a impulsar la actividad turística mediante la recuperación de un espacio que estuvo abandonado durante muchos años, contempló el rediseño de la circulación vehicular y peatonal, el recupero del muelle municipal del que parten las excursiones en lancha y la renovación completa de los aspectos estéticos, entre otras tareas.

“Este es un día de los más esperados por todos los vecinos de Escobar. Venimos a recuperar un lugar único que es parte de la identidad de nuestro pueblo, venimos a recrear para siempre ese vínculo que nos une con el río y con la naturaleza. Y lo hicimos con una obra que llevó un buen tiempo, porque el nivel de abandono era enorme, pero tenemos el orgullo de poder disfrutarla hoy y de poder decir que se hizo en su totalidad con el dinero que los vecinos pagan con sus impuestos municipales”, manifestó el jefe comunal.

“Hicimos nuestra parte y quedó como lo soñamos. Ahora vamos a seguir gestionando con la gobernación para que arregle la Ruta 25 que es provincial. Yo mismo mandé varias cartas y pedidos al ministro de Infraestructura porque es su responsabilidad arreglarla de manera urgente. Lo hice en nombre de los vecinos de Escobar pero es algo que necesitamos todos los bonaerenses, porque este paseo costero es un patrimonio público para toda la región”, enfatizó Sujarchuk.

Durante la jornada, los presentes disfrutaron de una fiesta popular en la que se alternaron espectáculos musicales y de artistas callejeros, clases de zumba, actividades de kermés y deportivas, como fútbol – tenis, vóley y tenis de mesa.

En la feria municipal, se renovó la estética del tradicional sector de artesanos y se edificaron otros tres playones, donde se instalarán 15 “food trucks” con sus respectivas zonas de descanso. También se refuncionalizó el galpón preexistente que tendrá lugar para más de 100 puestos de emprendedores de la economía social y espacios de flores y plantas.

En toda la extensión del paseo, se colocaron iluminación LED de última generación, cestos de basura y bicicleteros. Por último, se construyeron más playones con nuevos bancos, mesas y juegos saludables, a la vera del río y en la zona de pesca.

Los trabajos realizados incluyeron un nuevo estacionamiento, la repavimentación de los accesos y la construcción de una dársena para colectivos en la nueva rotonda, que fue creada para retomar la Ruta 25 hacia el continente.

“Es el pueblo de Escobar el que está hoy aquí presente disfrutando de su costa, como hace años no podía hacerlo porque estaba totalmente abandonada y al servicio de algunos vivos que creyeron que podían usurpar este lugar sin que ningún intendente les diga nada. Este hermoso rincón natural de nuestro distrito será de ahora y para siempre de nuestros vecinos y de cualquier turista que quiere conocer otra de las tantas atracciones que tiene Escobar. También es de los emprendedores y de los productores locales, de los artesanos, de los isleños, de todos aquellos que entienden que el espacio público es de la gente de bien. Y juntos debemos preservar este ecosistema natural único que nos pertenece”, concluyó Sujarchuk.