La empresa YPF lanzó una nueva propuesta de carga de combustible que permite a los clientes abastecerse de los productos de la línea «Infinia», tanto el gasoil como la nafta, en sus domicilios, mediante un sistema de delivery que tiene su primera etapa piloto en los barrios privados de la zona de la estación de servicio de Nordelta.

El sistema se denomina «Filler» y ofrece los combustibles a los mismos precios que se exhiben en los surtidores tradicionales.

Esta iniciativa también está en desarrollo en países de Europa y ciudades de los Estados Unidos, a través de grandes petroleras o empresas independientes que ofrecen la entrega de los productos en casas, estacionamientos, supermercados, restaurantes o shoppings.

En este caso, YPF explicó que se trata de «una prueba piloto, que podrá extenderse a distintos puntos de la red en función de las necesidades y las demandas».

El modelo arranca con dos unidades de carga diseñadas en el país y tiene como base la estación de servicio de YPF ubicada en el ingreso al complejo Nordelta. Por cuestiones regulatorias, solo puede operar en los barrios cerrados.

Para la empresa, esta innovación «cambia el paradigma actual de la relación entre los clientes y las estaciones de servicio».

Además, la compañía aseguró que el sistema «cumple con estrictas normas de seguridad».

Para acceder al servicio, los clientes deben bajar en sus celulares la app que permite programar el día y la franja horaria de la carga, y recibir la factura electrónica para abonar su costo.