Hindú Club venció a Pucará, por 28 a 22, y clasificó nuevamente al partido definitorio del URBA Top 12, que se disputará el próximo sábado. Su rival surgirá de la semifinal que hoy disputarán SIC y Alumni. De esta manera, el conjunto de Don Torcuato alcanzó su sexta final consecutiva del torneo de Buenos Aires.

“Fue un partido durísimo, estamos muy contentos por habernos llevado la victoria. Esperábamos este partido, salió como pensábamos, tienen jugadores muy rápidos, por momentos defendimos bien y ahí estuvo la clave”, evaluó el histórico centro de Hindú, Hernán Senillosa, quien agregó: “Es un privilegio poder seguir jugando y siempre hay algo nuevo para jugar con esta camiseta y hoy nuevamente estamos en una final”.

Por su parte, una de las figuras del conjunto torcuatense, Felipe Ezcurra, señaló: “Es lindo poder marcar, no estoy acostumbrado, pero cuando te toca lo disfrutas”. El medio scrum, quien apoyó un try, también reflexionó: “Creo que al que le toca vestir la camiseta de Hindú en cada momento en particular quiere dejar todo para que se pueda seguir haciendo historia y logando cosas que es el objetivo de todos”.

En tanto, el apertura Santiago Fernández, quien regresó esta temporada al club local, destacó tras el triunfo: “La alegría de volver a disfrutar del club, de sentir la fuerza que mandan los chicos, para los viejos es un sentimiento difícil de explicar y es algo que estoy muy feliz de vivirlo con mis hijos y mi mujer”.

Mientras que el entrenador Nicolás Fernández Miranda resumió: “Es una alegría enorme, jugar una nueva final con Hindú es algo único, nunca sabás cuando puede volver a pasar, hoy disfrutamos, pero mañana ya empezamos a planificar la semana pensando en lo que viene”.

“Ojalá que no sea la última dirigiendo al club, no pienso en eso, el club es mi vida, mi casa, es todo para mí, este club es una gran familia desde el chico que recién empieza hasta el más grande que viene a verlos”, concluyó el director técnico.