El mejor rugby del país se juega en Don Torcuato. Esta afirmación se sustenta en la tercera corona consecutiva lograda por Hindú en el certamen principal de la UAR. Además, con su nuevo título, el Elefante alcanzó los ocho campeonatos en el Nacional de Clubes y sigue agigantando su historia.

En la cancha del CASI, el conjunto torcuatense venció a Tala, de Córdoba, por 20 a 10, con autoridad, en un partido un tanto deslucido pero plagado de emociones, que en el entretiempo estaba empatado en 10 por lado.

Los tantos de los entrenados por los hermanos Juan de la Cruz y Nicolás Fernández Miranda y Lucas Ostiglia fueron alcanzados a través de los tries de Sebastián Cancelliere y Juan Ignacio Martínez Sosa y las dos conversiones y los dos penales de Joaquín Díaz Bonilla.

“Contento y emocionado”, se manifestó Nicolás Fernández Miranda una vez finalizado el partido. Además, dijo que el triunfo era “lo soñado” y agradeció “a los jugadores, al club, a todos los que nos trajeron hasta acá”.

“La verdad, como dijo el ruso Ostiglia, era el partido más importante de la historia del club de los últimos tiempos. Los chicos jugaron increíble, con convicción, amor y pasión”, evaluó el entrenador.

Para finalizar, el mayor de los hermanos Fernández Miranda sentenció: “(El amor y la pasión) es lo que siempre manda y ojalá nunca perdamos”.

Por delante, el Elefante deberá apuntar su mirada nuevamente al Top 12 de la URBA, con el objetivo de recuperar el título perdido en 2016 y continuar escribiendo una historia que en las dos últimas décadas está repleta de hazañas.