Compartir en:

ruta-271

Las malas condiciones climáticas impidieron que la inauguración de la remodelación de la Ruta 27 se hiciera junto al desfile del 25 de Mayo, que tuvo que ser suspendido; pero igualmente se habilitó la circulación en Rincón entre el Puente Guazú Nambí y la calle Doctor Dellepiane, a pocos metros del puente de Nordelta.
La obra financiada con fondos nacionales incluyó el ensanche y la pavimentación de la transitada arteria, por donde pasan 25 mil vehículos por día. Ahora tiene un bulevar que separa las dos manos de cada sentido de circulación.
Este primera parte tiene dos rotondas -una a la altura de la escuela 21 y otra en el ingreso al barrio privado Santa María- y un espejo de agua artificial. También se colocaron farolas y refugios, y se construyeron dársenas y rampas para discapacitados.
Esta obra es fundamental para mejorar el tránsito en una zona que crece en forma sostenida, debido a la radicación de barrios privados y complejos comerciales y de oficinas. El segundo tramo irá del shopping de Nordelta al ingreso a Villa la Ñata.