El director técnico de Tigre, Néstor «Pipo» Gorosito, aseguró hoy que la chance truncada de su regreso a San Lorenzo le generó «dolor» y espera que se concrete en el futuro.

«A San Lorenzo le dije que no y me quedé en Tigre. Me generó dolor no ir a San Lorenzo, no sé si en un futuro se volverá a presentar. Dios quiera que sí. Me quedé en Tigre y cumplí con lo que dije», señaló el entrenador en diálogo con TyC Sports.

«Pipo» tuvo su oportunidad de volver en noviembre del año pasado a dirigir el club de Boedo, cuando por malos resultados tuvo que dejar su cargo Juan Antonio Pizzi.

Gorosito se barajó como primera opción de recambio, pero algunos idas y vueltas entre los directivos de san Lorenzo y Tigre, el equipo que dirige en la actualidad y sacó campeón en la Copa de la Superliga 2019 ante Boca, hicieron que no prosperara la negociación.

«Pipo», de 56 años, reveló que tuvo más ofrecimientos para dejar la dirección técnica del Matador de Victoria, pero que su idea es cumplir su contrato hasta diciembre.

«Salvo que aparezca un árabe con una bolsa y un turbante y me diga: ‘Pipo, hay una fortuna incalculable’, que uno no puede desechar, porque conmigo trabajan cuatro personas más, que son todos amigos, y lo decidimos entre todos, no lo decido yo solo», agregó Gorosito.

«Pipo» inició su carrera como entrenador en Nueva Chicago (2002/2003) y a San Lorenzo, el club que lo tiene como ídolo en su etapa como jugador, lo dirigió en 2003 y 2004.