El ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, afirmó esta mañana que Buenos Aires viene «en una curva aplanada» de casos de coronavirus y adelantó que «es esperable que entre mayo y junio se registre mayor cantidad de contagios».

«La curva está prácticamente igual que en los últimos 15 días», precisó el funcionario bonaerense en declaraciones a FM Futurock y dijo que en la Provincia «hay un mapa de riesgo que se trabajó con los intendentes, en base al cual salieron las aperturas de alguna actividades en los municipios».

«Estos dos meses ganamos tiempo para hacer diagnósticos de riesgo y ver dónde se puede abrir más o menos el grifo. Cuando en Europa iniciaron la cuarentena ya medio mundo estaba contagiado, pero nosotros estamos en otra situación y lo podemos ir controlando», agregó Gollan.

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria resaltó que «si el virus empieza a circular» se puede «cerrar la canilla» en los distritos donde se habilitaron las salidas recreativas o algunas actividades económicas.

«La clave del éxito no es que no nos vamos a enfermar, eso es pensamiento mágico y no científico, sino que sea lo más lento posible protegiendo a los grupos vulnerables a la espera de tratamientos nuevos y vacunas», remarcó el ministro.

Por otro lado, el funcionario aseguró que se necesitan médicos extranjeros «porque aún existe un déficit de 400 o 500» de estos profesionales para cuando llegue «el pico alto».

«Yo quiero tener la seguridad de que cuando una persona esté internada en cualquier lugar del Conurbano tenga un médico al lado que lo pueda cuidar», concluyó Gollan.