El Municipio, junto el Club Náutico Hacoaj y el Rotary Club local, organizaron la segunda edición del torneo de golf solidario “Copa Challenger Ciudad de Tigre”, en la que se reunieron fondos para el programa municipal de orquestas.

En el club de campo de Rincón de Milberg, se llevó la ceremonia de entrega de trofeos, de la que formó parte Gisela Zamora, quien está a cargo de la iniciativa de agrupaciones infantojuveniles de música.

“Es una iniciativa deportiva que beneficia a los vecinos de Tigre”, remarcó la funcionaria, quien agregó: “Permitirá mejorar los alcances de nuestro programa de agrupaciones musicales, del que ya forman parte cientos de chicos de todas las localidades del distrito”.

El ganador de la Copa Challenger en la categoría masculina, Alejandro Rubins, comentó: “Lo más importante del torneo es el fin benéfico. La idea es que se siga realizando todos los años y que pueda convertirse en un clásico”.

En tanto que Daniel Ochacovsky, miembro de la comisión organizadora del torneo, expresó: “Nos sentimos parte del equipo de trabajo del Municipio”. Y añadió: “Transformamos una actividad deportiva en un fin solidario”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Rotary Club, Guillermo De la Vega, aportó: “La confraternidad que tiene el deporte es muy valorable y un ejemplo de trabajo en equipo, que se traduce en obras para la sociedad. Toda la recaudación del torneo será destinada para beneficio de la comunidad de Tigre”.

Mientras que el secretario de Turismo, Cultura y Deporte, Luis Samyn Ducó, destacó que las actividades entre el Municipio y las entidades “incentivan a que muchos competidores se inscriban y participen de los torneos, y que sepan que hay un fin solidario para ayudar a la gente”.