Esta tarde, el seleccionado argentino de futsal disputará la final de la Copa del Mundo Colombia 2016 contra el representativo ruso. El partido será transmitido por la TV Pública, desde las 16.30. Una de las figuras del sorpresivo equipo nacional, que eliminó al candidato Portugal en semifinales, es Fernando Wilhelm, el capitán, quien dio sus primeros pasos en este deporte en el Club Glorias.

La foto de esta nota -que fue publicada en el sitio oficial de la institución de Tigre Centro- es de 1990. Allí, se lo ve al ahora consagradísimo Wilhelm con la camiseta de Glorias. Es el segundo de derecha a izquierda, el que tiene puestas calzas negras.

A pesar de su carrera en el exterior, el capitán del conjunto albiceleste sigue teniendo una profunda amistad con jugadores y ex del club donde se inició en el futsal. De hecho, en sus vacaciones suele entrenar con el conjunto de Primera División local.

Su “descubridor” fue Guillermo Campos, quien actualmente coordina el futsal de la UAI Urquiza. «En 1999, yo era el DT de Glorias», recordó el profesional, quien relató: «Yo tenía la costumbre de ir a ver todos los partidos de inferiores del club y me llamó la atención un zurdo que jugaba en 5° división que le pagaba a la pelota con una fuerza y una puntería que lo distinguía claramente de los demás».

En las declaraciones vertidas para www.clubglorias.com, el entrenador rememoró: «Tenía solo 15 o 16 años y, a pesar de la oposición de varias personas en el club que lo veían muy chico, decidí subirlo a Primera y allí fue imparable».

Campos destacó que Wilhelm «se distinguía por su tremenda potencia física». Y remarcó: «A Fernando lo tuve casi 3 años y ya se vislumbraba lo que iba a ser. A sus muy buenas condiciones técnicas, le agregaba un sentido profesional único. Y eso lo hacía un verdadero diferente».

«Ya en esa época lo quería todo el mundo. Y, finalmente, terminó emigrando a River Plate», señaló el entrenador, quien contó que los arqueros le tenían «terror». Y relató: «Era tal la fuerza y la potencia de su remate, que muchos se agachaban para no recibir sus pelotazos».

Glorias fue la cuna deportiva del capitán del equipo argentino que ya hizo historia. Esta tarde, Wilhelm y sus compañeros intentarán superar a Rusia, el último escollo en el camino hacia el título mundial. En caso de superarlo, sin duda, el festejo se vivirá en forma especial en la entidad de Tigre Centro.