«Este año la obra pública va a ser mi prioridad», destacó el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, quien se animó a prometer: «Va a explotar la obra pública».

«Tenemos que resolver el enorme déficit de viviendas que alcanza a más de 3 millones y medio de familias. Ahora vamos a contar con una herramienta muy potente, como el Procrear, que pasó a nuestro ministerio», destacó el funcionario.

En ese sentido, el integrante del gabinete nacional aseguró: «También las obras que estamos haciendo contra las inundaciones son una prioridad para (Mauricio) Macri. Lo mismo con los programas para mejorar el hábitat en los barrios más vulnerables. Nuestro objetivo es la reducción de la pobreza, lo que exige una dedicación total».

En otro orden, al ser consultado respecto de las paritarias que se comenzarán a negociar en las próximas semanas, Frigerio evaluó: «Nos tenemos que acostumbrar a que por primera vez tenemos un presupuesto creíble, sustentado en variables objetivas y que ha sido largamente debatido en el Congreso». Y puntualizó: «Ahí hay una meta inflacionaria del 17 por ciento y estamos convencidos de que la vamos a alcanzar».

Sobre los aumentos pactados por debajo de la inflación acordados por distintos sindicatos el año último y la pérdida de poder adquisitivo de sus trabajadores, el ministro consideró: «Hubo gremios que consiguieron un bono y que pudieron recuperar la diferencia entre la paritaria y la inflación».