tigre

Una repartición provincial interrumpió la filmación de un aviso de promoción turística del Frente Renovador porque utilizaban dos tigres de Bengala y le labró a la productora responsable del trabajo un acta de infracción debido a que está prohibido el uso de estos ejemplares.

El set para rodar la publicidad se había armado en la inmediaciones del Museo de Arte Tigre y estaba a cargo de la empresas Invictus, pero a partir de una denuncia intervino la Dirección de Flora y Fauna del Ministerio de Asuntos Agrarios, que paró la filmación.

La sanción a la productora se adoptó por violación al artículo 267 del Código Rural que «prohíbe la introducción de animales vivos de especies foráneas, ya sea en libertad o en criadero, salvo que medie autorización expresa y previa del organismo competente», explicaron las fuentes consultadas.

Los felinos habían sido traidos sin permiso hasta Tigre desde un circo de Tucumán y un zoológico de Florencio Varela, detallaron las fuentes.

El episodio causó revuelo en las redes sociales, donde se subieron fotos y videos y se multiplicaron las expresiones de rechazo por la utilización de estos animales, que estaban siendo trasladados por diferentes locaciones, como el MAT y el Puente Sacriste.

También políticos sumaron sus críticas. Por ejemplo, el concejal del Frente para la Victoria Federico Ugo tuiteó: «Ya sabemos que el FR quiere convertir a Tigre en un circo pero el maltrato a este animal es incomprensible».

Y el subsecretario de Relaciones con la Comunidad de la Jefatura de Gabinete provincial, Carlos Gianella, escribió en su cuenta Twitter: «El genio publicitario que usa al pobre animal para campaña política de (Sergio) Massa es realmente un tipo desalmado».