francisco-y-ojea

El papa Francisco sancionó al cura José Mercau, condenado en 2011 por el abuso sexual de al menos cinco chicos menores de edad, con la dimisión del estado clerical, lo que lo deja privado de todo el ejercicio del ministerio sacerdotal.

La información fue hecha pública mediante un escrito distribuido por el vocero del Obispado de San isidro, Máximo Jurcinovic, quien agregó monseñor Oscar Ojea “ha querido comunicar esta decisión de Francisco, de modo claro y a todos los fieles de la diócesis”. Y agregó: “Ya en diciembre pasado el obispo realizó un pedido de perdón público a las víctimas”.

“El Obispado de San Isidro comunica que el Santo Padre ha decretado la dimisión del Pbro. José Mercau del estado clerical. Por este decreto ha perdido automáticamente los derechos propios del estado clerical, quedando privado de todo el ejercicio del ministerio sacerdotal”, señala el texto.

Mercau fue condenado a 14 años de prisión en 2011 por “delitos de abuso sexual y corrupción de menores” y fue excarcelado el 18 de marzo pasado por decisión del Tribunal Oral Criminal 7 de San Isidro, integrado por Mónica Tisato, María Coehlo y Eduardo Laveña.

El cura ahora echado de la Iglesia estuvo alojado en el penal 41 de Campana, donde está preso el cura Julio César Grassi, también condenado por abuso sexual infantil.

Hasta 2004, Mercau fue párroco de San Juan Bautista, en la localidad de Ricardo Rojas, y desde mediados de los 90 estuvo a cargo del Hogar San Juan Diego.