Compartir en:

River venció a Boca por 3 a 1, en un partido que se definió en el tiempo suplementario, y logró la cuarta Copa Libertadores de su historia. El encuentro se disputó en Madrid, con la presencia de simpatizantes de ambos equipos que colmaron el estadio Santiago Bernabéu.

Tras un preciso pase profundo del uruguayo Nahitan Nández, “Pipa” Benedetto dejó en el camino con un amague a Jonatan Maidana, enfrentó al arquero Franco Armani y puso la pelota contra un palo. Así fue el gol del Xeneixe, que se fue al descanso con una ventaja de 1 a 0.

Pero a los 22 minutos del segundo tiempo, Lucas Pratto empató el encuentro, tras conectar un centro atrás.

Con este resultado, los equipos tuvieron que disputar el alargue, en el que fue expulsado Wilmar Barrios, quedando Boca con un jugador de menos.

Ya en el segundo tiempo del suplementario, Juan Quinteros puso el 2 a 1 para el Millonario. Y sobre el final, con todos los jugadores xeneixes, incluso su arquero, volcados al ataque, Gonzalo Martínez sentenció el marcador.