Compartir en:

El intendente Julio Zamora supervisó las últimas obras del skatepark municipal, que se construye en la zona de Camino de los Remeros y Avenida Liniers.

Además del parque con rampas, se inaugurará el mismo día una plazoleta con juegos infantiles.

“Estamos contentos porque los chicos ya lo estuvieron probando y demuestran un gran entusiasmo por su puesta en práctica. Pensamos que va ser un punto de encuentro de muchos jóvenes y familias que buscan en este tipo de deportes su desarrollo humano”, señaló el jefe comunal.

La pista contará con cajón, euro gap, rampas planas de variadas pendientes, hubba, mini hubba, flats, rampa cuarter, barandas cuadradas y tubo, y un bowl de ocho metros de longitud con plataforma de descanso perimetral.