El presidente Alberto Fernández visita esta mañana, junto al gobernador Axel Kicillof y el intedente Julio Zamora, la Planta General Pacheco de la empresa automotriz Volkswagen, que volvió a funcionar con un protocolo autorizado en el marco de la pandemia de coronavirus.

En este centro industrial se fabrica la pick-up Amarok y se desarrolla la plataforma para el SUV Tarek, el nuevo producto de la marca que estará listo en 2021, a partir de una inversión de 650 millones de dólares.

Desde ayer, Volkswagen informó que su planta local retomó la producción a partir de las autorizaciones de Nación, Provincia y Municipio.

El reinicio se hizo en un solo turno de trabajo de seis horas, que comienza a las 6 de la mañana y al que concurren 1.500 trabajadores.

Para proteger a los operarios, los proveedores y los clientes, la firma automotriz se comprometió al cumplimiento efectivo del protocolo, que aprobó el Ministerio de Trabajo nacional, supervisó el Municipio y aceptó el sindicato Smata.

El protocolo incluye la implementación del traslado de los trabajadores mediante 20 minibuses que hacen recorridos fijos, el control de la temperatura corporal al ingreso, la entrega de un par de barbijos por jornada laboral, el respeto del distanciamiento en todos los ámbitos de la planta (áreas de relevo y comedores), la prohibición del uso de los vestuarios y la instalación de puestos de sanitización.

También participan del recorrido por la empresa automotriz el ministro de Desarrollo Productivo nacional, Matías Kulfas; y el ministro de Producción provincial, Augusto Costa; y la presidenta de AySA, Malena Galmarini.