carta1

Urbanistas, arquitectos, geógrafos, sociólogos y abogados manifestaron su apoyo al proyecto de ordenanza presentado en el Concejo Deliberante por la Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre, la Asamblea Delta y el Movimiento en Defensa de la Pacha para prohibir la construcción de más barrios privados en el distrito. Los profesionales se expresaron a través de una carta dirigida al cuerpo deliberativo presidido por la concejala Alejandra Nardi.

«En los últimos veinticinco años el Partido de Tigre viene siendo destinatario de importantes transformaciones en su territorio que resultan de la adopción de un modelo de desarrollo del hábitat residencial ligado de manera excluyente a la tipología de las urbanizaciones cerradas», se inicia la misiva.

«Como resultado de la continuidad en el tiempo de políticas municipales claramente predispuestas a favorecer la inversión del capital desarrollador inmobiliario para este segmento en particular, las urbanizaciones han ido avanzando con casi nulas restricciones sobre el sector continental del distrito y han amenazado seriamente con hacerlo también sobre el sector insular», continúa el escrito.

«Haciendo uso de ingentes recursos económicos y del dominio de la técnica del alteo de las cotas naturales a través del relleno del suelo en áreas bajas e inundables, en los últimos años se ha evidenciado un avance febril de este tipo de emprendimientos sobre ecosistemas altamente valiosos y de extrema fragilidad ambiental ligados a las planicies de inundación y humedales de la cuenca inferior de los ríos Luján y Reconquista», agrega el texto.

«En la saga de eventos de inundación producidos en los últimos tres años en la cuenca del Río Luján es preciso poner de relieve los aspectos que los relacionan con las profundas transformaciones ocasionadas por el uso residencial en áreas no aptas para ese fin, precisamente en el tramo final del río, con los ya consabidos efectos a nivel local y los ocasionados por la retención de los excedentes hídricos aguas arriba, en la cuenca media», explica la carta.

«Por otra parte, sin pretender referir aquí sobre las implicancias que la difusión de este modelo tiene en el territorio en los aspectos que refieren a la espacialización de la desigualdad y la segregación social, en numerosos casos los muros de las urbanizaciones han oficiado de diques al escurrimiento natural del agua, anegando por períodos prolongados a numerosos barrios linderos de la ciudad abierta, coincidiendo en todos los casos con aquellos habitantes de menores recursos», puntualiza el escrito.

El texto añade que las problemáticas planteadas fueron tratadas «a través de numerosos estudios que individualmente o en conjunto han realizado prestigiosos equipos de investigación de las universidades nacionales de Luján, General Sarmiento, General San Martín, Buenos Aires y La Plata, además de los sustantivos aportes de la Fundación Humedales».

«Entendiendo que con la profundización de este modelo se contribuye a acentuar los perjuicios mencionados», los firmantes de la carta apoyan la iniciativa legislativa presentada el lunes 17 por las tres organizaciones locales para que se prohiba la radicación y la habilitación de nuevos emprendimientos urbanísticos en el distrito.