En lo que será un hecho histórico, el próximo lunes se inaugurará oficialmente el nuevo Hospital Municipal Presidente Néstor Carlos Kirchner (NCK), ubicado en la localidad de Maquinista Savio, «la obra más importante en materia de salud en los 60 años de vida del partido de Escobar», destacaron desde el gobierno del intendente Ariel Sujarchuk.

El acto se desarrollará bajo estrictas medidas sanitarias y contará con la presencia de importantes dirigentes del ámbito nacional y provincial, adelantaron.

La decisión de Sujarchuk de municipalizar la ex Clínica San Carlos, que contó con el apoyo del gobierno nacional a través del PAMI y del provincial por intermedio del Ministerio de Salud, permitió resguardar unos 220 puestos de trabajo, ampliar su equipo a 300 profesionales y garantizar la prestación médica a unos 28 mil afiliados de PAMI del partido de Escobar y de toda la región en este contexto de pandemia de coronavirus.

Desde abril pasado, se realizó una inversión superior a los 150 millones de pesos con aportes propios del Municipio, el Ministerio de Obras Públicas nacional, la Provincia y el PAMI destinada a la modernización del equipamiento clínico, a través de la adquisición de aparatología de última generación que permitió incorporar nuevas prestaciones, y la concreción de trabajos de infraestructura.

En el centro asistencial, se realizaron las siguientes obras:

-Nueva sala de hemodinamia.
-Nuevo quirófano de cirugía cardiovascular.
-Fortalecimiento de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) con la incorporación de siete nuevas camas.
-Incorporación de 16 nuevos respiradores.
-Adquisición de un angiógrafo digital para el tratamiento de enfermedades vasculares.
-Reacondicionamiento y modernización del laboratorio biomolecular.

Además, se refuncionalizaron los sectores de enfermería, tomografía, medicina nuclear, guardia, sala de informes y sanitarios, así como se renovaron integralmente las instalaciones eléctricas, pluviales, cloacales y termomecánicas. También se desarrollaron tareas de pintura general en todas las habitaciones y los pasillos, y cambiaron por completo las luces LED.

En el sector externo, se creó un nuevo acceso para las ambulancias y remodeló toda la fachada con un nuevo diseño arquitectónico. Por último, se llevó a cabo la puesta en valor del entorno cercano al establecimiento, con la reconstrucción de veredas, dársenas y cámaras, además de la instalación de iluminación LED y mobiliario urbano.