Frente a la pandemia de coronavirus, el Municipio resolvió el uso obligatorio de barbijos, mascarillas faciales y guantes descartables para el personal de comercios, industrias y financieras.

La resolución municipal 821 también estableció que se debe realizar la limpieza y la desinfección de los locales y de las veredas públicas lindantes con solución de hipoclorito de sodio o desinfectante de similar efecto. Esta tarea se tiene que reiterar tres veces por día: entre las 9 y las 10, a las 13 y antes del cierre de los establecimientos, entre las 15 y las 16.

Además, la disposición fijó que se debe evitar la circulación y la aglomeración del personal, que debe contar con los siguientes elementos de seguridad: barbijos aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), antiparras o anteojos reglamentarios, y guantes descartables.

Según dispuso la norma, las personas a cargo de los inmuebles -propietarios, inquilinos u otros- son los responsables del cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene. En caso de no respetarlas, las sanciones pueden llegar a la clausura de los establecimientos.