Compartir en:

La gran mayoría de los intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires se reunieron ayer en la ciudad de Cañuelas para trabajar en una estrategia electoral conjunta, de cara al cierre de listas que será en 30 días. El encuentro fue encabezado por el presidente del PJ bonaerense y jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y contó con la participación del mandatario tigrense, Julio Zamora.

Los intendentes están pugnando para que uno de ellos sea el candidato a intendente de un espacio que aglutine a las distintas versiones del peronismo. “Es con todos” fue la consigna de la reunión, en la que los presentes apoyaron la postulación de la fórmula presidencial Alberto Fernández – Crsitina Fernández de Kirchner.

Tras el encuentro, los participantes emitieron un comunicado: “Nos reunimos hoy en Cañuelas para expresar de manera conjunta nuestro respaldo en la unidad a la fórmula” Fernández – Fernández.

Sobre el inicio de un juicio contra la expresidenta, los intendentes expresaron: “Hemos sido testigos una vez más de la infame persecución política que ejerce el actual gobierno sobre quien es la principal figura de la oposición, reivindicamos nuestro apoyo a la compañera Cristina y la necesidad urgente de transitar un camino diferente”.

Y sobre la decisión de Cristina de postularse a la vicepresidencia, los mandatarios locales opinaron: “Constituye un acto de verdadero patriotismo para comenzar a dejar atrás de una vez y para siempre el peor gobierno democrático de la historia argentina”.

“Macri y Vidal dejarán la Provincia y el país en un caos. La decisión política de retirar el Estado de los barrios, que se traduce en recortes en áreas de extrema sensibilidad como lo son la salud pública, la seguridad ciudadana y la educación de nuestros chicos y jóvenes, es alarmante. No vamos a quedarnos de brazos cruzados, porque cada uno de nosotros tiene un compromiso ciudadano”, agregaron.

“Es por eso que en cada rincón de la Provincia y hacia toda la Argentina nos van a encontrar unidos militando un nuevo contrato social de ciudadanía responsable con todos y todas para ordenar el país. Hoy asumimos el gran desafío de trabajar para que Buenos Aires se convierta en el bastión del triunfo nacional justicialista”, continuaron en el comunicado.

“Nos comprometemos a crear una Comisión de Acción Política conformada por los intendentes del peronismo, con el propósito de consolidar la construcción de un Frente Electoral de Unidad en la Provincia de Buenos Aires”, explicaron.

“Sobre cada uno de nosotros hay una responsabilidad. Tenemos la convicción y la expectativa de ganar en todos los municipios bonaerenses y es por ello que no solo trabajaremos muy fuerte en nuestras ciudades, sino en aquellas que hoy gobierna Cambiemos, para lograr en octubre un triunfo contundente”, dejaron en claro.

“La crisis que nos atraviesa es compleja. Brutal. Transversal a todos los sectores. Y es, sobre todo, resultado de un gobierno que no solo toma decisiones económicas en contra de la gente, sino que es deliberadamente incapaz de comprender la realidad. Por ello, estamos convencidos de que en octubre la derrota de Cambiemos será aplastante”, señalaron.

Por último, los intendentes concluyeron: “El 10 de diciembre comenzaremos a reconstruir la Nación y la Provincia. Con los trabajadores. Con quienes perdieron su empleo. Con las amas de casa. Con los que se quedaron en la calle y viven en condiciones de pobreza extrema. Con la fuerza del movimiento feminista. Con los empresarios. Con las pymes. Con los comerciantes. Con los docentes. Con los profesionales de la salud. Con los agentes de la seguridad ciudadana. Con los jóvenes. Con los adultos mayores. Es con todos y todas”.