ambulancia1

Durante el acto realizó en el Hospital El Dique, en Ensenada, el gobernador Daniel Scioli y el titular de la cartera sanitaria, Alejandro Collia, entregaron de manera simbólica las llaves de tres de las 50 ambulancias destinadas a los hospitales provinciales de Tigre y San Fernando, y al municipal de La Madrid. De la actividad también participó el concejal Fedrico Ugo.

Las unidades de alta complejidad están equipadas con cardiodesfribilador y cunas de transporte para neonatología, entre otras tecnologías. Cada una cotiza unos 500 mil pesos aproximadamente.

«La salud es uno de nuestros principales ejes de trabajo y, para ello, necesitamos seguir fortaleciendo al hospital de Pacheco, que todavía tiene mucho por mejorar. Por eso impulsamos la creación de una Escuela de Promotores Comunitarios de la Salud, asumiendo el desafío de trabajar en las mejoras del sistema de atención primaria, con una fuerte impronta territorial», aseguró el edil del Frente para la Victoria.

Por su parte, Scioli expresó: «Cuando una ambulancia está equipada y llega a tiempo es la diferencia entre la vida y la muerte, por eso resulta tan importante que hayamos renovado la flota de todos los hospitales bonaerenses».

MIentras que Collia acentuó: «En los últimos años, hemos incorporado 270 ambulancias en el territorio bonaerense, que han atendido más de 180 mil casos en la vía pública de atención prehospitalaria. La salud pública ha estado en la agenda de gobierno desde el primer día y es por ello que hoy podemos asegurar que bajamos los índices de mortalidad infantil, mortalidad materna y de enfermedades no trasmisibles interpretando una demanda histórica que expresaban los bonaerenses».

Por último, Ugo manifestó: «Mientras que en la Nación y la Provincia los índices de mortalidad infantil sigue bajando, en Tigre tenemos una de las tasas más altas de todo el territorio bonaerense». Y finalizó: «Esto se debe a que no hay políticas de atención primaria que promuevan políticas sanitarias barrio adentro, y a que el 80 por ciento de la población aún no cuenta con cloacas ni agua potable, pese a las promesas municipales».