Compartir en:

Unos treinta vecinos volvieron a interrumpir en forma intermitente el camino de acceso a Villa La Ñata, a la altura del ACA, para manifestar su descontento con la construcción de un nuevo country, que profundizaría las problemáticas de anegamientos e inundaciones en la zona.

Se trató de la tercera concentración de las últimas semanas. El desencadenante fue la realización de un terraplén de más de dos metros de altura en el predio conocido como La Bellaca, donde la empresa EIDICO proyecta el barrio privado Santa Ana.

Durante la protesta, una manifestante, Mona Cattáneo, relató: «Se está levantando un terraplén de dos metros de alto frente al Automóvil Club Argentino de varias hectáreas de longitud para construir un nuevo barrio cerrado, y sabemos que detrás viene el relleno, lo que hace que ellos se eleven más de dos metros y todo el resto quedemos abajo, inundándonos más que antes».

«Nos vamos a inundar todos si esto sigue así porque están tapando los humedales que absorben el exceso de agua y también los desagües», explicó la vecina, en diálogo con Télam.

Además, Cattáneo señaló que los rellenos están avanzando sobre «sitios históricos» y «áreas arqueológicas de pueblos originarios», ya que en La Bellaca se encuentran tres enterratorios humanos.

Por otra parte, otra vecina presente en el corte, Alejandra Lasalle, denunció que las obras, como el último terraplén levantado, invaden el «espacio público», ya que alcanza «banquinas y zanjas». Y continuó: «No podemos transitar caminando ni en bicicleta».

Vecinos y miembros de organizaciones sociales y ambientalistas están reclamando que se prohíba la construcción de nuevos countries en la zona. Y, con este fin, planifican la continuidad de estas protestas con reclamos hacia la firma EIDICO, la Provincia y el Municipio. Además, elaboran un proyecto de ordenanza para presentar en el Concejo Deliberante local.