Los principales referentes del massismo se reunieron hoy en la ciudad de Buenos Aires para participar del Congreso Nacional del Frente Renovador – UNA, un encuentro organizado para fortalecer la identidad del espacio político a nivel nacional. El encuentro fue encabezado por Sergio Massa, quien se mostró acompañado de José Manuel De la Sota, Roberto Lavagna y Margarita Stolbizer.

«La enorme extensión territorial de nuestro país representa un desafío enorme para la unidad nacional. Nos separan enormes distancias, diferencias y preocupaciones. El tiempo ha demostrado que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Acá hay dirigentes de origen radical, hay socialistas y hay peronistas. Acá hay personas con mucha experiencia, pero también hay jóvenes con fuerza y nuevas ideas. Hay cuadros técnicos, intelectuales, políticos. Acá hay dirigentes que viajaron miles de kilómetros desde distintas provincias para intercambiar ideas, fortalecer nuestros vínculos y aunar fuerzas», sostuvo Massa.

«Estamos acá porque nos convoca una vocación de servicio y un profundo amor por este país que construimos con tanto esfuerzo. La diversidad de nuestro espacio es nuestro activo más valioso. Nuestro trabajo como dirigentes políticos es entender y sintonizar con las ideas, los valores y los sueños compartidos de todos los argentinos porque eso es lo que hace que una nación, un pueblo, sea mucho más que la suma de sus partes», agregó el diputado.

Asimismo, el líder del Frente Renovador destacó: «La verdadera grieta que divide a nuestra sociedad no es ideológica, es social. Cuanto más grande es la brecha que separa a ricos y pobres, más difícil es impulsar políticas de Estado y proyectos de largo plazo. Nosotros creemos que el rol del Estado es compensar los desequilibrios sociales a través de políticas públicas activas que contribuyan a que todos tengan acceso a las mismas oportunidades de progreso en la vida».

Durante el encuentro desarrollado en Parque Norte, el legislador argumentó: «Un Estado presente no aumenta las tarifas de los servicios públicos en medio de una recesión con inflación mientras espera cruzado de brazos a que lleguen las inversiones. Un Estado presente no elimina las trabas a las importaciones poniendo en riesgo la industria y la soberanía nacional. Un Estado presente protege a la industria nacional e implementa medidas económicas que expandan el mercado interno porque entiende que para que haya inversiones primero tiene que haber consumo. Un Estado presente cuida las fuentes de trabajo y el salario, apuesta a la educación pública. Un Estado presente impulsa un sistema tributario progresivo para que no sean los más vulnerables los que financian al Estado con sus impuestos».

Además, Massa puntualizó: «Hay un Estado presente y activo en la actualidad que no busca la justicia social pero que interviene en la economía para liberar las fuerzas del mercado. Ese no es el Estado ni el mercado que queremos».

«El mercado no tiene sensibilidad social ni tiene por qué tenerla. Su objetivo es maximizar las ganancias. Si algo no genera un beneficio económico es considerado un costo. Los costos tienen que ser minimizados para aumentar la renta. Tener sensibilidad social es entender que detrás de cada número en la economía de un país hay un puesto de trabajo, una familia, una esperanza. Tener sensibilidad social es entender que el trabajo no es costo laboral, que el salario no es ganancia y que los subsidios no son dádivas», resaltó el dirigente.

«Tener sensibilidad social es entender que todos tienen derecho a un trabajo en blanco, a una vivienda digna, a un servicio de salud y a una educación de calidad. Tener sensibilidad social es atender primero las necesidades de los que menos tienen, no las demandas de los grupos empresarios», añadió.

Massa hizo hincapié también en el posicionamiento del espacio que lidera frente al gobierno: «Desde el inicio nos propusimos ser una fuerza alternativa constructiva. Nunca nos consideramos opositores ni aliados absolutos de ningún sector político. Siempre vamos a estar del lado de los trabajadores y de los que menos tienen, pero con propuestas que mejoren las condiciones laborales y las perspectivas de progreso. Demostramos nuestra voluntad de ayudar a este gobierno a resolver los problemas y lo vamos a seguir haciendo con ideas. Pero esperamos que el gobierno nos escuche más cuando señalamos un error o proponemos una solución alternativa».

En esta misma línea, el diputado enfatizó: «Le advertimos que el aumento de tarifas iba a generar más inflación, desempleo y recesión. Apoyamos leyes que necesitaba para gobernar pero impusimos límites como la posibilidad de vender acciones del Fondo de Garantía Social de la Anses. Apoyamos la salida del default pero nos opusimos al endeudamiento para financiar el déficit. No vamos a apoyar ninguna medida que ponga en riesgo las fuentes de trabajo, la estabilidad de las pymes o las posibilidades de progreso de los más vulnerables».

«La mejor forma de garantizar la gobernabilidad no es a través de acuerdos políticos, es con un plan económico que reactive el consumo y genere inversión productiva, no especulativa como está sucediendo ahora. Ahora es importante recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores y de los jubilados. Esperamos que el gobierno escuche nuestra propuesta para crear un Fondo de Ayuda Social. Esperamos que el gobierno acompañe nuestro proyecto de Ley de Promoción de Empleo para incorporar al mercado de trabajo a los adultos mayores de 50 años, a las personas con discapacidad, a los jóvenes y a los beneficiarios de planes sociales que esperan hace años un trabajo digno», señaló.

Hacia el cierre, Massa reflexionó: «Este gobierno, como el anterior, se empeña en construir un relato. Los relatos endulzan los oídos, pero no resuelven el problema de la desocupación, no generan trabajo digno para los 6 millones de argentinos que dependen de los planes sociales, no pagan los medicamentos de nuestros adultos mayores. Argentina no necesita un nuevo relato, necesita ideas y soluciones concretas».

Y añadió: «Tenemos vocación de poder porque nos sentimos capaces de representar a la gran mayoría de argentinos que cree que es posible construir un proyecto político de centro, alejado de los fanatismos ideológicos que dividen a la sociedad hace tantos años. Tener vocación de poder para nosotros significa tener convicciones, tener ideas nuevas, compartir una visión del país.»

«Queremos ganar las elecciones en la provincia de Buenos Aires en 2017 porque estamos convencidos de este proyecto. Nuestra visión de país no surge de nuestra imaginación sino de escuchar las preocupaciones, los sueños y las ideas de millones de bonaerenses. No esperemos a que la gente se acerque a nosotros para expresar sus preocupaciones. Es nuestra responsabilidad escuchar a todos y acercarles una solución», concluyó Massa.

El Encuentro Nacional del Frente Renovador – UNA reúne a legisladores nacionales y provinciales, intendentes, concejales y consejeros escolares, entre otros referentes. El cierre estará a cargo de De la Sota.