hcd

El 2011 es un año electoral. Y el intendente Sergio Massa se adelantó a los debates que se avecinan al cerrar su discurso en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, cuando reclamó “tolerancia y respeto” hacia quienes piensan distinto. “Gobernemos y legislemos en pos de las futuras generaciones. Nosotros somos aves de paso”, dijo.
En sus palabras hacia los concejales, funcionarios y vecinos presentes, el jefe comunal también destacó obras y proyectos de su gestión. Remarcó que buena parte de esas iniciativas se concretaron con fondos municipales, pero también reconoció los importantes aportes nacionales, por ejemplo, para la construcción de viviendas sociales y la extensión de las redes de agua corriente y cloacas.
El mandatario local explicó que “el 70 por ciento” de los recursos ejecutados por la Comuna el año pasado fueron propios. “Somos un Municipio que crece, sobre todas las cosas, por el esfuerzo de su comunidad”, enfatizó y agregó: “Esto no significa que no tengamos la capacidad de agradecer y reivindicar los millones que recibimos por transferencia del Estado nacional”.
Pese a su relación por momentos distante con la administración central, Massa no dudó en calificar como “histórica” a la construcción de la planta potabilizadora en Dique Luján y anunció que gracias a un convenio con Aysa continuarán las extensiones de las redes de agua corriente y cloacas en las distintas localidades.
Además, el jefe comunal hizo hincapié en la construcción de viviendas sociales y puntualizó que este año se entregarán 800 unidades. “Hay temas vitales que tienen que ver con la calidad de vida y requieren una fuerte inversión del gobierno nacional”, reseñó el intendente al recordar las urbanizaciones que se desarrollan en los barrios San Pablo, Garrote y Cina Cina.
Al hablar de obras, Massa anunció la remodelación del centro comercial de la Avenida Cazón, la construcción de tres polideportivos (en Benavídez, Don Torcuato y El Talar), la apertura de una biblioteca en Rincón de Milberg y los ensanches de la Ruta 27 y la ex Ruta 9, entre otras.
El mandatario también anunció la edificación de tres secundarios (en Las Tunas, El Arco y Troncos) y dos centros de salud en Rincón y Don Torcuato. En materia sanitaria adelantó la apertura en junio de un hospital odontológico en General Pacheco y del nuevo hospital de Tigre en marzo de 2012.
Por su puesto, Massa también se refirió a su “caballito de batalla”: “Tener una política de prevención en materia de seguridad no es una cuestión de derecha o izquierda, sino es una cuestión de derecho a la vida de la gente. En ese sentido, llegamos a tener un sistema que nos enorgullece, con 550 cámaras de vigilancia, y vamos a cumplir con el objetivo y el compromiso de llegar a las 800 funcionando y monitoreadas para el 31 de diciembre”.
Además, Massa adelantó dos proyectos: la apertura antes de fin de año de un Juzgado de Garantías y la sanción de un nuevo código de zonificación que defina el futuro perfil urbanístico de las localidades.