Compartir en:

El intendente Julio Zamora supervisó las tareas de la etapa final del Hospital de Diagnóstico Inmediato (HDI) de Don Torcuato, que será el segundo de un total de tres que está poniendo en funcionamiento el Municipio con fondos propios.

“Recorrimos junto a la empresa constructora las obras finales para que este Hospital de Diagnóstico Inmediato sea una realidad en menos de un mes. Esto nos permite ofrecerle a la comunidad de Don Torcuato un centro regional de salud importante dentro del Municipio de Tigre”, expresó el jefe comunal.

“Con este nuevo HDI los vecinos tendrán respuesta inmediata. Lo que hacemos es contribuir a que el hospital provincial de General Pacheco mejore su atención, descomprimiendo la cantidad de pacientes”, agregó el mandatario.

La capacidad operativa del nuevo hospital será de 22 camas para internación abreviada (de entre 6 a 8 horas), con disponibilidad de diagnósticos por imagen, ecografías, tomografías y rayos las 24 horas. También contará con un quirófano para procedimientos ambulatorios y consultorios externos con distintas especialidades médicas, como cardiología, otorrinolaringología y cirugía, entre otras.

Además de camas de observación, los tres HDI contarán con guardias las 24 horas de urgencias y demandas espontáneas para niños y adultos. En Benavídez, el establecimiento funcionará en Fernando Fader y Ramos Mejía; en Don Torcuato, estará en Pasteur y colectora de la Panamericana; y en Tigre Centro ya se encuentra operativo en Casaretto y Maipú, donde se situaba el antiguo hospital de Tigre.

“El objetivo de los HDI es hacer el diagnóstico precoz del paciente, tratarlo, resolver lo que esté al alcance del centro médico y derivarlo en tiempo y forma en caso de que necesite un hospital de segundo nivel”, explicaron desde el Municipio.