Mientras se llevaba a cabo una nueva reunión de la paritaria, con la participación de sindicalistas y ministros en La Plata, la gobernadora María Eugenia Vidal afirmaba que convocará a las 60 mil personas que se ofrecieron para reemplazar a los docentes durante el paro convocado para la próxima semana para «brindar apoyo escolar en clubes y centros sociales».

«Hubo 60 mil personas que se ofrecieron para ser voluntarios y se los quiero agradecer de corazón. Esta es la Argentina que soñamos. Los voy a convocar. La tarea de nuestros docentes en la Provincia tiene un valor que no puede ser reemplazado, pero sí hay muchas redes de educación no formal en la Provincia: comedores, municipios, asociaciones vecinales, clubes de barrio, lugares donde se da apoyo escolar, y ahí pueden cumplir una tarea importante», señaló la mandataria.

Asimismo, Vidal, quien junto al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta se presentó en el Espacio Clarín de Mar del Plata, aseguró que su gestión «hará el mejor esfuerzo para que ningún salario pierda contra la inflación», pero remarcó que «esta discusión se tiene que dar con los chicos en las aulas».

«Acá no está en discusión si los docentes se merecen un mejor salario, pero tenemos que dar esta discusión sin intencionalidad política, con la realidad de la Provincia sobre la mesa y pensando en lo mejor para los chicos. Los dirigentes sindicales están haciendo un paro el día lunes, sin haber permitido que las provincias resolviéramos esta cuestión, porque nosotros somos quienes pagamos los sueldos», enfatizó la gobernadora.

Y el mismo sentido, la mandataria provincial remarcó: «El Ministerio de Educación nacional no tiene escuelas, ni paga salarios, ni toma las decisiones cada vez que hay un conflicto con la paritaria docente».

Vidal aclaró que si no hay acuerdo, seguirá convocando al diálogo porque esa es «la vocación» de su gestión porque «los chicos y los docentes se merecen el mejor esfuerzo».

En relación al rol del presidente Mauricio Macri, la gobernadora dijo: «Siempre ha puesto como prioridad el derecho a la educación, por supuesto que también hay un derecho a huelga, pero esta discusión se tiene que dar con los chicos en las aulas, sobretodo porque somos gobiernos dispuestos a dialogar».

Para finalizar, la mandataria puntualizó: «No es que el día lunes termina la posibilidad de sentarnos con los gremios y ponernos de acuerdo. Ojalá lo hagamos antes del lunes y vamos a hacer el mejor esfuerzo para que ningún salario pierda contra la inflación».