En su visita al distrito, el presidente Mauricio Macri celebró que los empresarios estén “incrementando su confianza” en la Argentina y apuntó como ejemplo la inversión de 650 millones de pesos, unos 36 millones de dólares, anunciada por los directivos de la automotriz Volkswagen.

Al encabezar un acto en la planta local de la compañía alemana, el jefe de Estado se mostró expectante “por lo que vendrá” a partir de la “construcción de confianza” en el país.

La firma de capitales alemanes anunció la producción de un nuevo auto a partir de 2020 para lo que está realizando una inversión destinada a modernizar la tecnología y la infraestructura de sus centrales nacionales.

Los ejecutivos de la automotriz le mostraron al presidente la plataforma global MQB A, que permitirá producir una nueva familia de modelos y que estará a la altura de las que utiliza la empresa en sus principales plantas en todo el mundo, incluso en Alemania.

El CEO de la firma a nivel global, Herbert Diess, y el presidente regional, Pablo Di Si, anunciaron la inversión a Macri, quien estaba acompañado por su ministro de Producción, Francisco Cabrera, y la gobernadora María Eugenia Vidal.

Diess expresó que “es un gran placer” anunciar que se producirá el primer SUV de la marca en la Argentina a partir de 2020 y agregó que la inversión de 650 millones de pesos permitirá que las fuentes de trabajo “estén garantizadas” en la Planta Pacheco.

Además, el directivo agradeció a los funcionarios gubernamentales por la ayuda prestada en los últimos meses para facilitar el arribo de la inversión y también reconoció a los sindicalistas, que dieron “mucho por mejorar la planta en los últimos 12 años”.

Macri evaluó que esta apuesta de la firma constructora de vehículos es resultado del “cambio profundo” que decidió la Argentina a partir de su llegada al Poder Ejecutivo en diciembre de 2015.

En ese sentido, el jefe de Estado indicó que la sociedad argentina se está alejando cada vez más de la posibilidad de “repetir errores” del pasado, como así también de “incumplimientos” y “estafas”.

Eso que “ha quedado en el pasado” es lo que llevó al país a tener el 28% de los argentinos en la pobreza, dijo Macri y remarcó que la Argentina ahora quiere “ser parte del mundo”, insertarse en los mercados globales.

Al respecto, el Presidente apuntó que en su reciente gira por los Estados Unidos observó un “interés enorme” en los inversores de la primera potencia mundial.

“A ellos les dije que hemos aprendido de nuestros errores, que nos cansamos de los incumplimientos, de las trampas, de las estafas. Queremos ser parte del mundo”, sostuvo el jefe de Estado.