Esta mañana, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció un plan hídrico para la Provincia, con la obra del Puente Taurita como escenografía. La mandataria del PRO estuvo acompañada por los intendentes de Tigre y San Fernando, Julio Zamora y Luis Andreotti, ambos del Frente Renovador.

En Ruta 197 y Río Reconquista, donde desde hace meses se construye un nuevo puente, Vidal detalló que el plan se hará en un plazo de cuatro años, demandará inversiones por 15 millones de pesos y evitará que se inunden ocho millones de bonaerenses que «han sufrido muchísimo» en los últimos años.

«Hacemos lo que hay que hacer: las obras para que el agua no llegue más. No son obras que se van a hacer de un día para el otro, pero ya empezamos. Va a llegar un día en el que ocho millones de personas dejen de inundarse. Esta vez sí va en serio, y se va a poder», sostuvo la gobernadora.

La mayor parte de los trabajos se completarán en los próximos dos años y tendrán como objetivo evitar desbordes en las cuencas de los ríos Luján, Salado, Reconquista, Areco, Quinto, Matanza-Riachuelo y también en la región metropolitana que integran los partidos de La Plata, Berisso y Ensenada.

El plan global, que abarcará emprendimientos a lo largo de cuatro años, con aportes «del gobierno nacional, organismos internacionales y fondos propios», se desplegará a partir de una serie de estudios desarrollados por un «comité de cuenca» y las correspondientes audiencias públicas necesarias por ley para el inicio de las obras.

Se prevé que en cada cuenca se construirán canales, terraplenes, compuertas, exclusas, vertederos, reservorios, estaciones de bombeo y sensores de alerta temprana para monitoreo hidráulico, meteorológico y ambiental.

Vidal; acompañada también por el vicegobernador Daniel Salvador y el ministro de Infraestructura, Edgardo Cenzón; remarcó que el objetivo del plan es, además, «recuperar la confianza de los millones de bonaerenses que se han inundado una y otra vez y han sufrido muchísimo. Las obras son las que hacen la diferencia».

«Cada inundación, cada parte meteorológico de tormenta es una preocupación para muchísimas personas que tienen miedo que otra vez el agua les lleve todo», agregó la mandataria.