En una recorrida por el Puerto de Frutos, donde dialogó con comerciantes y vecinos, el intendente Julio Zamora puso en marcha la nueva temporada y presentó las diferentes propuestas turísticas que ofrece el distrito durante la primavera y el verano.

«Está todo dispuesto en cada uno de los lugares turísticos de Tigre para recibir a los visitantes, tanto en infraestructura como en capital humano. Desde los empleados municipales hasta quienes atienden los locales cuentan con toda la predisposición para que sea una excelente temporada», remarcó el jefe comunal.

Puntualmente, sobre el característico Puerto de Frutos, el mandatario destacó: «Este centro comercial a cielo abierto, por ejemplo, cuenta con más de 1.500 locales y ofertas variadas para todos los gustos. Este año pudimos culminar con el proceso de reparación de veredas para brindar mayor accesibilidad a todos los que quieran venir y, además, continuamos con tareas de remodelación e iluminación».

Este espacio es el centro comercial a cielo abierto más grande de Sudamérica, con dos hectáreas de superficie. Sus negocios, que en la mayoría de los casos abren de miércoles a domingos, son de múltiples rubros: talabarterías, fruterías, viveros, de gastronomía, fiambrerías, de antigüedades, mueblerías y de decoración, entre otros. Para obtener más información, los interesados pueden descargar en sus celulares la aplicación «Puerto de Frutos», que está disponible en el Play Store y el App Store.

Consultado sobre el desarrollo económico local relacionado al turismo, Zamora remarcó: «Es una de las herramientas más importantes que tiene Tigre. Son más de 10 mil puestos de trabajo que dependen de los turistas que nos visitan. Por eso, tenemos que brindarles a nuestros comerciantes todo lo que esté a nuestro alcance; y ser muy hospitalarios con los visitantes que vienen porque nos dan la posibilidad de que muchas familias vivan a partir del turismo».

Además, el intendente se refirió a las iniciativas municipales para respaldar a los prestadores de este sector en el actual contexto de crisis: «Fue un año duro y esperamos que los vientos que vienen sean de recuperación económica para todos los argentinos y las pymes y los comercios que la pasaron mal. Desde el Estado tenemos que brindar herramientas para facilitarles las cosas a quienes producen y comercializan en Tigre. Una ordenanza del año pasado declaró al Delta como un distrito de promoción turística con exenciones impositivas tanto en derechos de construcción como en tasas de seguridad e higiene, de manera de promocionar este lugar que es único en el mundo a solo 30 kilómetros de Capital Federal y que brinda un momento mágico a todos los turistas que vienen».

Finalmente, en relación a la posibilidad de que los clubes de remo locales sean reconocidos por la UNESCO, el jefe comunal expresó: «Es una idea que venimos trabajando de forma articulada para que el sector de la ciudad donde se encuentran, así como el Museo de Arte Tigre, sean patrimonio de la humanidad. Es un proceso que ya pasó la etapa Argentina y ahora está en la etapa de definición en Naciones Unidas, así que estamos buscando aliados para que nos apoyen en esta propuesta. Va a ser un atractivo más para que los turistas vengan y conozcan toda la historia vinculada con la primera inmigración europea».

Esta temporada, Tigre invita a descubrir los ríos y los arroyos del Delta, donde se encuentran distintos establecimientos de gastronomía y hotelería, así como espacios para practicar deportes acuáticos.

En la ciudad, también ofrece sectores con variedad de locales gastronómicos y culturales, como el Paseo de los Antojos, cercano al Casco Histórico; el Paseo Victorica, a la vera de Río Luján; el Boulevard Sáenz Peña, con sus atelieres y anticuarios; y el Distrito Tigre Sur.

Entre las opciones locales, también se destacan el parque de diversiones y acuático, el casino, el parque aéreo de Benavídez, los paseos de artesanías y de antigüedades, los museos, los espacios culturales y los teatros.

Por todas estas posibilidades, Tigre es uno de los destinos turísticos más elegidos de la Argentina y la región, con más de 5,5 millones de visitantes al año.