Miles de personas acompañaron la celebración por el Día de la Virgen, en el 70° aniversario de la Procesión Náutica. Las actividades fueron encabezadas por el intendente Julio Zamora, en compañía de vecinos y visitantes. Como cada año, el momento más emotivo fue el paso de la Inmaculada Concepción, a bordo de un guardacosta, por el Río Luján, bajo la atenta mirada de los fieles presentes que agitaron sus pañuelos desde la costanera.

«Estamos contentos de compartir junto a la comunidad esta fiesta religiosa y popular que fue todo un éxito. Más allá de las ideologías, es un día que nos une como comunidad. Este es el mensaje que debemos mostrarle a la sociedad», destacó el jefe comunal y agregó: «En nuestro nuevo mandato de gestión, tenemos el compromiso de seguir cumpliendo el sueño de cada vecino de Tigre. Vamos a estar a la altura de la circunstancias para trabajar por el bienestar común de todos las personas».

La celebración se inició a las 17, en la Parroquia Inmaculada Concepción, donde los vecinos emprendieron la procesión a pie para trasladar a la Virgen hasta Lavalle y Madero, donde el obispo auxiliar de la Diócesis de San Isidro, Martín Fassi, y el párroco de Tigre Centro, José Luis Quijano, oficiaron la misa.

«Estamos agradecidos a la gente que es la que sostiene esta maravillosa celebración con su devoción. La organización del Municipio junto a la iglesia Inmaculada Concepción fue realmente muy buena. La Virgen nos ayuda a conectarnos con nuestros sueños que parecen imposibles y comprometernos en lo posible», manifestó Fassi.

Por su parte, Quijano señaló: «Los argentinos nos encontramos permanentemente buscando la justicia social, pero debemos comenzar a pedir misericordia social para tener la capacidad de perdonar y generar mayor calidad de vida en la sociedad».

Luego, la Virgen fue llevada a pie hasta el Monumento al Remero, donde dio comienzo la tradicional Procesión Náutica por el Río Luján, encabezada por un guardacosta, acompañado por cientos de lanchas y botes. Desde la costa, el paso de las embarcaciones fue saludado por miles de personas, quienes agitaron pañuelos blancos y amarillos.

Finalmente, el acto central se realizó en el Paseo Victorica, donde se proyectó un documental sobre la historia de la procesión, con testimonios de vecinos que participaron de esta tradicional actividad durante estos 70 años. Luego, Fassi bendijo a los presentes. Y la jornada concluyó con un espectáculo de fuegos artificiales.

En paralelo, en el Museo de Arte Tigre (MAT), se desarrolló una nueva edición del llamado «High Tea», un encuentro solidario que contó con la participación de la conductora de televisión Mirtha Legrand y otras personalidades destacadas, como Marcela Tinayre y el doctor Claudio Zin. El evento fue organizado por el Municipio, el MAT y la Asociación de Amigos del Museo (AAMAT) para recaudar fondos destinados a la realización de actividades culturales.

«La Procesión Náutica me pareció maravillosa, el paso de la Virgen es muy emocionante. Realmente Tigre es una belleza y sin dudas es un orgullo para todos los argentinos», afirmó Legrand.

Desde 1854, en Tigre se recuerda y venera a la Virgen cada 8 de diciembre. A partir de 1949, se realiza además la Procesión Náutica como parte de la celebración.