La gobernadora María Eugenia Vidal presentó hoy ante diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires de diferente signo político «el reclamo concreto para la restitución del Fondo del Conurbano» y remarcó que «el Congreso tiene que dar ese debate».

La mandataria llegó acompañada por varios intendentes y funcionarios de su gabinete, y fue recibida por el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y otros diputados nacionales por Buenos Aires.

«Venimos a pedirle al Congreso que trabaje en un reclamo concreto como lo es la restitución del Fondo del Conurbano, que junto a la participación que le corresponde a la Provincia y que nunca se le dio en el Fondo de Infraestructura Social representan más de 50 mil millones de pesos por año», enfatizó.

Para la gobernadora, «Buenos Aires ha sido históricamente discriminada durante casi toda la democracia en favor del resto de las provincias, en la ley de Coparticipación y el congelamiento del Fondo del Conurbano Bonaerense en 1995».

«Eso determinó que la Provincia perdiera desde 2012 más de 400 mil millones de pesos, que hoy no los tiene en aguas, cloacas, escuelas, hospitales», detalló. E insistió: «Esos fondos deben ser recuperados; eso es lo que le venimos a pedir al Congreso».

«Lo siento como un reclamo por el debate rico que he escuchado recién de todas las fuerzas políticas. No es un reclamo de la provincia de Buenos Aires, sino de todos los diputados de la provincia de Buenos Aires en el Congreso», confió.

En ese sentido, Vidal dijo que «el Gobierno nacional también apoya este reclamo, porque lo que la Provincia recibe no puede depender de la buena relación entre el Presidente y el gobernador. Lo que la Provincia recibe debe ser institucionalizado y debe estar garantizado más allá de qué partido gobierne o aun cuando fueran dos personas de un mismo partido».

«Los bonaerenses hicieron un enorme sacrificio todos estos años a favor del resto de las provincias y del gobierno nacional. Es hora de que dejen de ser los que se sacrifican y dejen de pagar los costos en infraestructura, comida, transporte, en todo lo que le hace falta a la Provincia, en la enorme deuda social que tenemos», manifestó.

La mandataria precisó también que «la provincia de Buenos Aires concentra la mayor cantidad de personas pobres del país» e indicó que «cuando se haga este debate con el resto del país esa será la mayor razón de justicia».

«No hay que discutir la pobreza en términos de porcentajes sino en cada una de las personas que viven en cada lugar. Y la provincia de Buenos Aires es la que tiene la mayor cantidad de familias y personas que la están pasando mal en la Argentina», aseveró.

Vidal agradeció también «la actitud receptiva de todos los bloques en este encuentro, porque han mostrado su acuerdo en este reclamo».

«Espero, como lo expresé ayer en la reunión de gobernadores en Córdoba, que así como ningún gobernador discutió la justicia del reclamo que hice ahí, ningún diputado tampoco discuta la legitimidad, la justicia de este reclamo. Cuando uno mira los números no puede dar lugar a eso», sentenció.

«Estamos pidiendo el descongelamiento del Fondo del Conurbano, que está hoy congelado en 650 millones de pesos, cifra con la que hoy no se puede cubrir ningún gasto relevante de la Provincia, porque, por ejemplo, en medicamentos este año vamos a gastar más de 3 mil millones de pesos, y algo similar en comedores escolares», agregó.

«Este aporte pequeño que recibe la Provincia no sirve para ningún gasto representativo, ya no solo de la provincia, sino de municipios relevantes como La Matanza», aclaró.

Sobre el debate en el Congreso, la gobernadora se mostró optimista: «Vamos a trabajar en un proyecto conjunto con todas las fuerzas y diputados que representan a la Provincia al interior de las cámaras de Diputados y de Senadores».

«Esta misma presentación que hice hoy la voy a hacer en el Senado, con los senadores de la provincia de Buenos Aires y los intendentes también estarán, como yo, cuantas veces sea necesario en el Congreso de la Nación, al igual que el gabinete económico», anticipó.

Entre los diputados que acompañaron a Monzó se encontraban los macristas Alvaro González y Eduardo Amadeo, los radicales Miguel Bazze y Ricardo Alfonsin y los renovadores Felipe Solá y Graciela Camaño, entre otros.

Por su parte, los intendentes que asistieron fueron Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Nicolás Ducoté (Pilar), Verónica Magario (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Alejandro Granados (Ezeiza).