Compartir en:

Como cada año, el Municipio conmemoró un nuevo aniversario de Tigre. A 213 años del histórico desembarco de Santiago de Liniers, el intendente Julio Zamora, vecinos y referentes de la comunidad compartieron ayer un acto en la Plaza Daniel María Cazón.

“En un nuevo aniversario de nuestra ciudad, más que nunca Tigre tiene que estar unido, trabajando mano con mano por los que menos tienen, por derribar las barreras que tenemos. Desde la gestión local estamos poniendo todo para que eso sea posible y cumplir con las demandas que nos fueron transmitiendo los vecinos en cada uno de los barrios”, destacó el jefe comunal.

El encuentro se inició con la interpretación de las estrofas del Himno Nacional por parte de la Camerata de Cuerdas de la Orquesta Infantojuvenil de Rincón de Milberg. Luego, se proyectó un video institucional, que constaba de un relato histórico y la participación de vecinos con testimonios sobre su ciudad.

Por otro lado, expuso la presidenta del Instituto de Estudios Históricos local, Ana María Uris. También se colocó una placa en la escultura realizada por el artista benavidense Pablo Vodopivec, ganador del Concurso Nacional “Homenaje al Desembarco de Santiago de Liniers”, organizado por el Municipio en 2015.

Presente en la actividad, Vodopivec manifestó: “Me interesa la historia y para realizar esta escultura me imaginé la silueta de las velas contra el río de noche. La verdad que me alegra mucho poder tener una obra en un lugar público de Tigre y compartirla con la gente”.

Acto seguido, se colocaron ofrendas florales en el monolito emplazado en la plaza y, junto a los presentes, el intendente plantó un árbol de lapacho, como símbolo de la fortaleza de la comunidad. Al final, se presentó el grupo musical Amalgama2.

Respecto del aniversario, la presidenta del Concejo Deliberante, Alejandra Nardi, expresó: “Aquel hecho histórico tiene que llevarnos a la reflexión, porque tiene que ver con la identidad de los vecinos de Tigre. Estos hombres y mujeres marcaron un hito en la historia, pero también nos marcaron como pueblo. Tigre es solidario y piensa en el otro; la identidad que queremos mostrar a los demás es la de una ciudad que sigue para adelante”.