Compartir en:

molinos

La lista oficialista “Unidad Tigrense”, que postulaba a Rodrigo Molinos, ganó este domingo ampliamente las elecciones realizadas en el Club Atlético Tigre. De esta forma, el concejal tigrense será presidente de la institución por los próximos tres años.
La agrupación que contaba con el apoyo del intendente Sergio Massa logró la adhesión de 1768 asociados, lo que representa un 89 por ciento del electorado que se acercó a sufragar.
Por su lado, la nómina opositora, llamada “Agrupación Azul y Roja para todos”, que candidateaba a David Rubino, cosechó 206 sufragios, lo que representa el 11 por ciento.
A partir de ahora, el binomio compuesto por Molinos – Ezequiel Melaraña (vicepresidente primero) gobernará el club y deberá definir, por ejemplo, el nombre del entrenador que estará a cargo del plantel en el Torneo Clausura 2011.
Al respecto, Melaraña comentó una vez concluído el comicio: “Nos atrasamos quince días en la designación del técnico, pero desde mañana empezaremos a trabajar para definir un nombre”.
El dirigente apuntó que Ricardo Caruso Lombardi, el técnico que estuvo al frente del equipo en el último Torneo Apertura 2010, figura en carpeta para continuar en su cargo.
“No hay ningún nombre descartado. Todos están en carrera”, expresó elípticamente Melaraña, quien, sin embargo, deslizó que Rodolfo Arruabarrena, ex jugador del club y de último paso por la Universidad Católica de Chile, no será el próximo DT.
“No creo que sea hoy el tiempo del ‘Vasco’ como DT. Pero sí estoy seguro de que algún día, él será nuestro entrenador. Por su manera de ser y sus bondades humanas, Rodolfo ya es un ídolo en el club”, manifestó el directivo.
Por su lado, Molinos prefirió eludir el tema del nuevo técnico y los próximos refuerzos, y reflejó en su discurso la “continuidad de una gestión exitosa”.
“Es una jornada histórica para todos los tigrenses. Tuvimos un abrumador triunfo que se sustenta, sin ninguna duda, en los seis años anteriores de gestión”, consideró.
“El objetivo es mantener a Tigre en primera división y profundizar el alcance social de la entidad”, sostuvo Molinos.
En tal sentido, la entidad conseguirá en las próximas semanas tomar posesión de un predio de ocho hectáreas en la localidad de Rincón de Milberg, donde se construirán canchas para que se entrenen las divisiones inferiores e infantiles del club.